El presidente Iván Duque no merecía mi cruel montaje de video – Daniel Samper Ospina

Por Daniel Samper Ospina

Un día, Albert Einstein se puso a escribir en la pizarra:

9×1 = 09

9×2 = 18

9×3 = 27

9×4 = 36

9×5 = 45

9×6 = 54

9×7 = 63

9×8 = 72

9×9 = 81

9×10 = 91

En el salón, se hicieron muchas burlas, porque Albert Einstein se había equivocado. Ya que la respuesta correcta de 9×10 es 90. Todos sus alumnos se rieron de él.

Entonces, Albert Einstein esperó a que todos se callaran, y dijo:

“A pesar de haber acertado las 9 preguntas nadie me felicitó, sin embargo cuando fallé solo una, todos se empezaron a reír, eso significa que a pesar de tener mucho éxito, la sociedad se fijará en tu más mínimo error y se burlará de ello, no dejes que una simple crítica destruya tus sueños”.

Y como más de una vez dije: “la única persona que no se equivoca es la que no hace nada”.

El presidente Iván Duque que ha hecho todo bien en este Gobierno y no lo felicitan porque acá la oposición es visceral e ignorante. Y por cometer un error en la despedida de un prócer de Colombia, como lo fue el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, lo levantan sabiendo que fue un error, mientras se da un discurso de gran tristeza, como la pérdida de un ser humano.

Y yo lo acabo solo porque mi exjefe Juan Manuel Santos me paga.

Los que se quieren quedar con la Gerencia de EPM – Daniel Samper Ospina

Por Daniel Samper Ospina

En el piso 12 del edificio de la Alcaldía de Medellín se libra una verdadera batalla por el poder sobre EPM. Esa batalla, tiene una conexión directa con Bogotá, desde donde se emiten, más que conceptos y solicitudes, órdenes precisas para trazar una estrategia y se busca tomarse la joya de la corona con fines politiqueros y electorales, haciendo proyección para el 2022.

Las fuentes en la Alcaldía y en EPM ha sido enfáticas en que la comodidad que se tenía por parte del Alcalde Daniel Quintero con el Gerente de Empresas Públicas de Medellín, Álvaro Guillermo Rendón, dejaron de ser y en los últimos meses se han venido convirtiendo en molestias mutuas.

No hace más de una semana que Los Danieles habló con el gerente de las Empresas Públicas de Medellín, Álvaro Guillermo Rendón, sobre el rumor de su renuncia a la empresa, lo que negó tajantemente, revelando que lo que sí haría, es tomar unas cortas vacaciones, las mismas que por estos días debe estar disfrutando en medio de la preocupación.

Y es que si bien el gerente ha dicho la verdad sobre que no renunciará y que no ha pensado en renunciar, fuentes del piso 12 revelaron que lo que sí ha ocurrido es que el alcalde Daniel Quintero le ha manifestado que deben trazar un cronograma para que Rendón de un paso al costado y permita un relevo en la Gerencia de EPM.

Esto de alguna manera, significa que Quintero le ha pedido de manera sugerida la renuncia, pero el fondo de esto es mucho más político. Aunque el desgaste de los últimos meses ha distanciado a Rendón de Quintero, entre ellos todavía existe ese respeto que solo se forja entre quien fue mentor y pupilo.

Cuando Daniel Quintero decidió iniciar su carrera política, ingresó a las juventudes conservadoras, bajo la guía de Álvaro Guillermo Rendón, quien para la época, era el director del partido en Antioquia. Rendón, logró consolidar un grupo, que para el momento, aseguraba la proyección del partido, pero que se fueron desviando. Entre ese equipo estaba no solo Quintero, sino Gabriel Jaime Rico, Alejandro Arias, Carlos Andrés Pineda entre otros que hoy, desde diferentes vertientes, son nombres que suenan en el escenario político. Es en memoria de esos tiempos, que el respeto entre Quintero y Rendón es profundo, aunque las intrigas y el desgaste comenzaron a distanciar la relación y dar por sentado que ese agradecimiento ya fue expresado y cumplido con el tiempo en el que se le ha permitido a Rendón, estar en la gerencia del ente autónomo.

El distanciamiento no ha sido totalmente por desacuerdos irreconciliables, como por las presiones políticas y los compromisos que Quintero, pese a venderse como independiente, debe cumplir con quienes lo apoyaron y quienes ya han enviado mensajes insistentes de lo que realmente quieren hoy en día.

Las fuentes de entera credibilidad que rodean los despachos del Alcalde y del Gerente, aseguran que lo que se viene en las próximas semanas, será la revelación de las cartas que se pondrán sobre la mesa en la batalla que se ha convertido en guerra fría.

En esta historia hay varios personajes que intervienen. El primero de ellos es el expresidente César Gaviria Trujillo, quien mueve los hilos. Se dice que dentro del pacto de apoyo que se dio a Daniel Quintero por parte de Gaviria, fue que para el mes de octubre de este año, la gerencia de EPM debería estar en manos de sus delegados. Gaviria y sus delegados en la alcaldía y EPM, nunca se imaginaron que Rendón lograra sortear todos los problemas y escándalos que se produjeron en las empresas con un nivel de éxito que le ha permitido irse ganando a trabajadores agrupados en los sindicatos minoritarios y a algunos de sus críticos; aunque los sindicatos mayoritarios continúan denunciando una mala gestión.

En parte, este aparente logro es lo que le ha llevado al distanciamiento con Quintero, pues cada vez Rendón ha ido actuando en consecuencia de la independencia que tiene EPM y demostrando que esta empresa no es una Secretaría más del despacho, haciendo respetar desde nombramientos y contrataciones por debido proceso y no por recomendaciones.

Fue precisamente esta actitud, lo que molestó a Gaviria y sus delegados en Medellín, conectados e impuestos a Daniel Quintero, al comienzo como funcionarios en pago político con puestos burocráticos, pero que por estos días han demostrado que han sido realmente puestos allí como vigilantes, ojos y oídos de Gaviria para proteger los pactos.

El segundo nombre es una de esas personas que las fuentes denominan una de las delegadas de Gaviria. Se trata de María Camila Villamizar Assaf y quien fue nombrada por Quintero como Secretaria Privada. Este nombramiento fue uno de los más cuestionados cuando desde diferentes sectores se preguntaban sobre qué tenía que hacer una nortesantandereana que no conocía la ciudad más que por televisión. Antes de su nombramiento, Villamizar no había pisado territorio paisa, salvo en algún viaje corto de trabajo o de turismo, pero nada la relacionaba con Medellín, sus instituciones o su gestión.

Es cuando a estas alturas del desarrollo del mandato de Daniel Quintero, queda evidenciado, que María Camila Villamizar es una imposición de Gaviria, que Quintero aceptó y que esperaba poder controlar, pero hoy se ha convertido en una rueda suelta que da órdenes, que habla como si fuera el alcalde, que exige renuncias, impone hojas de vida, hace cambios en puestos estratégicos y que tiene tal nivel de poder, porque ha hecho valer su respaldo gavirista. Las fuentes alcanzan a expresar que la figura de César Gaviria opera como un “coalcalde” que ya está exigiendo lo suyo.

El plan original de que para octubre EPM debe ser gavirista, se adelantó y así lo ha hecho notar abiertamente Villamizar que, ante las largas dadas por Quintero y aprovechando el distanciamiento con Rendón, comenzó a gestar un Golpe de Estado y a generar la llamada Guerra Fría con la que busca que el cambio de cabeza en el ente autónomo se de para las próximas semanas.

El tercer nombre en cuestión es el Vicepresidente Ejecutivo de Negocios de EPM, Daniel Arango Ángel, un pereirano que llegó al cargo, también en el pacto entre Quintero y Gaviria. Proveniente de una de las familias más amigas del expresidente también de origen pereirano, se le dio la misión de aguardar en su puesto, servir de ojos y oídos en EPM para poder que el expresidente calcule los movimientos. Justo es él quien está a la espera de que el plan de derrocamiento del Gerente Álvaro Guillermo Rendón se de, para poder asumir como gerente de EPM, quedando la empresa paisa en manos de un pereirano que obedecerá a los deseos de Gaviria.

Así las cosas, el plan de toma del poder de EPM, está fraguado desde Bogotá y es operado en Medellín a través de una cucuteña y un pereirano, acolitado por los intereses que desde la casa Gaviria, se tienen con miras a las próximas elecciones.

Lo que explican las fuentes, es que Empresas Públicas de Medellín está siendo vista como la caja de financiación para el proyecto presidencial del 2022 y como tal, es necesario comenzar a operar internamente para poder tener el control de la contratación, los puestos y el dinero que puede salir para esa campaña.

Las mismas fuentes señalan que este “Golpe de Estado” en EPM no sería posible si no se tiene en cuenta que detrás del alcalde también hay dos nombres más que están influyendo por sus aspiraciones políticas y que tienen su propio pacto con César Gaviria: Luis Pérez Gutiérrez quien tiene todo puesto para buscar el aval del Partido Liberal como el candidato a la presidencia y Gabriel Jaime Rico, de quien se dice es quien está hablándole al oído sobre cómo manejar el tema con el mentor de ambos, el gerente Rendón.

Es así como el plan es ahora, presionar desde el gavirismo a través de la Secretaria Privada, María Camila Villamizar, para que el alcalde Daniel Quintero, pida la renuncia o en un acto de autonomía, despida al gerente Álvaro Guillermo Rendón, logrando que sea Daniel Arango Ángel quien asuma la gerencia y actúe en consecuencia. Con este movimiento, comenzaría a darse todo el ecosistema para que Luis Pérez, pueda avanzar en su carrera a la presidencia con la ayuda de Gabriel Jaime Rico. Al menos ese fue el resumen de las fuentes quienes desde hace dos semanas vienen contando a varios medios de comunicación que algo se trama en EPM.

Cuentan que, cuando se publicó en varios medios de comunicación lo del tema de la renuncia de Álvaro Guillermo Rendón, no fue tan falso. Esta información surgió el mismo día en que el alcalde Daniel Quintero sostuvo la tensionante conversación con Rendón en la que se le sugirió la renuncia. Fue cierto, afirman, solo que el momento se presentó justo a cuatro días de que se realizara la reunión de la Junta Directiva en la que el Gerente entregaría toda la información importante de la gestión de las demandas y acciones jurídicas, el balance del año 2020, los estados financieros, los cronogramas ajustados del desarrollo de la megaobra de HidroItuango, los resultados parciales de Afina en la costa atlántica entre otros temas importantes; por lo que se decidió que en vez de la renuncia, se diera un tiempo prudencial y que se pidieran las vacaciones que el mismo gerente confirmó a este portal.

Las fuentes dicen que la última semana ha sido un caos. Que se ha visto a María Camila Villamizar en plena acción de sus movimientos de batalla. Que se le ha visto descompuesta en EPM, gritando, exigiendo y muy molesta porque no se hace caso a lo que ella ordena. Que a punta de gritos recuerda a diestra y siniestra que es la secretaria privada, que habla en nombre de Daniel Quintero y que cuando no le ponen la atención suficiente, saca a relucir las órdenes de su jefe César Gaviria.

Esta versión entregada por las fuentes hace unos días, coincide con las expresadas en una carta que el Sindicato de Trabajadores de EPM, Tigo, UNE, Colombia Móvil y Huawei – SINTREUA- le envió al alcalde Quintero, denunciando la actitud de María Camila Villamizar y respaldando al Gerente Álvaro Guillermo Rendón; algo que confirma que el Gerente que empezó con el pie izquierdo se ha ido ganando el favor de sus empleados y viene dando la vuelta al ambiente interno.

SINTRAEUA, le dice en la carta al alcalde Quintero que “llama la atención señor alcalde, la situación bochornosa que se presenta al interior de EPM, con ocasión de quienes desde afuera reclaman la cabeza del señor gerente y desde adentro quienes al igual que en la alcaldía y en la administración de EPM son cuotas del expresidente César Gaviria, propiamente en su despacho la señora MARIA CAMILA VILLAMIZAR ASSAF, nortesantandereana, Secretaria Privada de su Despacho y quien se ha dado a conocer no por su profesionalismo, sino por su intromisión carente por el respeto a la autonomía y las buenas relaciones, llegando a tal extremo de sobrepasar las conductas regulares, considerándose como si fuera “el “alcalde de turno”, ordena, dispone, coloca, pone, quita y grita en EPM, como buena santandereana; lo que sin duda alguna viene quebrantando y afectando seriamente el gobierno corporativo, lo que se traduce en impacto nocivo al buen clima laboral, conductas de esta naturaleza que difieren con lo que como Secretaria Privada es del tenor de su responsabilidad de lo cual da cuenta, acompañar la gestión y la agenda del alcalde, buscar fortalecer la articulación entre el conglomerado público; es decir, articular las entidades descentralizadas y el gabinete, entre otras funciones que resultan ser bien distintas a lo que viene haciendo la señora Villamizar.”

Es decir, ya para nadie es un secreto que la Secretaria Privada con su actitud, ha hecho pública su batalla, pasando de la guerra fría a la ofensiva abierta en las propias instalaciones de EPM al punto que la información del “Golpe de Estado” ya fluye de piso en piso y de dependencia en dependencia, a tal punto que SINTREUA le pide al alcalde en la carta que ” llamamos y recalcamos del señor alcalde, sus buenos oficios, para evitar que presiones como las del señor expresidente César Gaviria y otros mas oportunistas politiqueros que no han de faltar, incidan en una eventual remoción del cargo del actual gerente de EPM, como quiera que igual se conoció el candidato a remplazar al Dr Rendón López en la gerencia de EPM, sería el señor DANIEL ARANGO ANGEL, Vicepresidente Ejecutivo de Gestión de Negocios de EPM pereirano y cuota del expresidente Gaviria, quien dentro de sus planes y apetito está a mediano plazo controlar la entidad para desgracia para los Medellinenses y Antioqueños”.

Así se expresa el sindicato, que al parecer tiene la mitad de la información y pide a Quintero que defienda a EPM cuando las fuentes han dicho que ha sido precisamente el alcalde el que la ha empeñado a los intereses de César Gaviria Trujillo. El mismo sindicato, incorpora también el nombre de Luis Pérez Gutiérrez en la carta enviada. En ella afirma que “da grima señor alcalde que para oportunistas y politiqueros, la materia prima de campañas sea HIDROITUANGO y EPM, muy a pesar de amplísima gama de necesidades insatisfechas y ausencia de estado frente a las carencias de la población mas necesitadas, situación que pasa desapercibida por quienes desde ya muestran sus aspiraciones presidenciales, de ello da cuenta sin duda alguna el exgobernador Luis Pérez Gutiérrez quien bajo el titular “Hay que desembalsar a Hidroituango” el día 24 de enero de 2021 en varios medios se ocupó de nuevo de varios aspectos ya trillados”.

El sindicato le recuerda al alcalde que, de ceder a las presiones que piden la cabeza del Gerente, le estaría dando la razón a los críticos que impulsan la revocatoria quienes han afirmado que se utiliza a EPM para cuotas burocráticas.

La claridad que tiene el Sindicato de Trabajadores, es acertada, pero, las fuentes insisten en que tienen la mitad de la historia y que el proceso de tomar el poder en EPM ya se puso en marcha y aprovechará, durante las vacaciones de Rendón, para organizarse más y señalan que no será nada raro que una vez llegue de esas vacaciones, se entre a una fase de negociación de la salida, en donde el Alcalde, buscará la manera de presentar la entrega de la gerencia a los gaviristas, como una renuncia voluntaria del actual gerente, por lo que presionará a Rendón para su renuncia y evitar despedirlo.

No se tiene claro qué motivó el distanciamiento entre el Alcalde Daniel Quintero y el gerente Álvaro Guillermo Rendón. Las fuentes hablan específicamente de un par de solicitudes no éticas por parte del Alcalde de Medellín para que permitiera el ingreso de personas en la filial AFINA en la costa atlántica para lo que le habría pasado una hojas de vida con la “orden” de enviarlas a la gerente de la filial y la nota de incorporación inmediata. Esas hojas de vida serían de varias personas cuotas de la Colombia Humana con la recomendación directa de Gustavo Petro a quien le interesa que Quintero pague con esos puestos, el apoyo dado en la campaña a la alcaldía.

Igualmente hablan de la orden directa dada para que se saltara el proceso de contratación de un acueducto en una de las comunas de Medellín entregándolo a una firma recomendada por los amigos del alcalde quienes le piden que cumpla con sus compromisos.

En la conversación que Los Danieles tuvo con el Gerente de Empresas Públicas de Medellín, Álvaro Guillermo Rendón, negó que esto fuera cierto y expresó que “Daniel Quintero me conoce hace mucho tiempo y sabe que yo nunca cedería a ese tipo de solicitudes y él nunca las haría. Entre el alcalde y yo siempre ha habido un respeto mutuo y lo conozco muy bien y él nunca actuaría así”. En medio de la negación de las versiones de las fuentes, Rendón explicó que la razón de sus vacaciones se deben a que ha cumplido el tiempo de estar en la gerencia y tras un largo año de trabajo deseaba tomar unas cortas vacaciones, las mismas que tramitó ante la Junta Directiva y negó la versión de su renuncia, pero nunca afirmó o negó que el alcalde le estuviera sugiriendo retirarse como lo afirman las fuentes.

Lo claro es que la batalla por el poder en EPM ya es pública y el distanciamiento del Alcalde de Medellín con su gerente de Empresas Públicas de Medellín es real y que los intereses que mueven este eventual relevo tienen detrás al pereirano expresidente César Gaviria Trujillo, como soldado de batalla a la cututeña Secretaria Privada, como remplazo en espera al pereirano Vicepresidente de Gestión de Negocios y de beneficiarios al paisa que busca la presidencia en la próxima contienda.

El tinglado está listo y las próximas elecciones están de telón de fondo y la joya de la corona, es vista como la caja fuerte de Rico Mac Pato para la financiación de la campaña que ya comenzó; al menos eso dicen las fuentes de la Alcaldía y de EPM que hablaron con Los Danieles.

Uy Querí, te entraron 10 mil millones de Odebrecht y no los viste – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

El exsenador Otto Bula, como testigo de la Fiscalía, prendió el ventilador en el escándalo de corrupción de Odebrecht. Salpicó a la campaña del expresidente Juan Manuel Santos con presuntos ingresos de ‘dineros calientes’ de la multinacional brasileña, incluso señaló Bula que era el encargado de la logística de las reuniones clandestinas entre funcionarios del Gobierno y los exdirectivos brasileños.

¿Para cuáles campañas? “Congreso y para las presidenciales enfocadas al presidente Juan Manuel Santos”, aseguró Bula, exsenador detenido y testigo de la Fiscalía, sobre la financiación y la plata caliente de Odebrecht que supuestamente entregaba a campañas políticas.

Bula, según lo acreditó la Fiscalía, era el cerebro de las reuniones clandestinas entre los directivos brasileños de Odebrecht y funcionarios del gobierno Santos para presuntamente cuadrar la entrega de plata para la adjudicación de proyectos.

¿En qué se gasta el dinero que ha referido? “En campañas. Yo le dije del anticipo de los 2.000 millones, le dan 800 millones de pesos al señor Luis Miguel pico que en ese entonces hacía parte de la campaña del presidente Santos”.

Pero ¿por qué Odebrecht adelantó esa cantidad de dinero a Bula? La razón es sencilla, la seguridad que las labores realizadas con varios congresistas y con el Gobierno para firmar una adición en la vía Ocaña-Gamarra, tramo clave en la Ruta del Sol y en lo cual tenía interés la multinacional.

“Odebrecht no regalaba plata. Era una empresa de negocios que sabía manejar bien las coimas. La relación estrecha de Martorelli con Cecilia Álvarez que también seguramente se lo dijo”, agregó.

Acá aparece una nueva ficha del rompecabezas: la exministra Cecilia Álvarez y su pareja la también exministra Gina Parody.

“Iban a comprar o habían comprado un terreno de una finca, la Sociedad Portuaria de Cartagena, la cual la ministra de Transporte Cecilia Álvarez tuvo puesto en la junta y adicional, uno de los dueños es su pareja la señora Gina Parody”.

El testigo relata crudamente como, al parecer, se habría cambiado una obra diseñada para la comunidad en favor presuntamente de las exministras del gobierno Santos.

“Lo que estaba buscando no era un beneficio para la Nación, era un beneficio particular para ella, para esa empresa y para esos beneficios en particular (…) por eso no hacen las vías que eran prioritarias de la Ruta del Sol II la cambian, la suben a la ANI y la gestionan para que se hiciera la vía Ocaña-Gamarra”.

Finalmente, el testigo asegura que los exdirectivos de Odebrecht mintieron ante la justicia colombiana y dice que la cifra de sobornos en el país sería superior.

El exsenador dijo que allí hubo intereses personales. En el seguimiento exhaustivo que hice a este caso y conocí las denuncias de los habitantes.

Con nombres propios y señalamientos directos, el Bula recordó un episodio que salpica a las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody en este entramado de corrupción.

Un episodio en el que se hicieron importantes revelaciones. Una de ellas en junio de 2017, cuando se demostró cómo en el polémico otrosí la vía Ocaña-Gamarra, el consorcio Ruta del Sol II construyó una carretera en la finca Andalucía, un predio privado.

Fueron los mismos habitantes de la zona quienes aseguraron que el tramo solo favorecía a los propietarios del predio, es decir, a la Sociedad Cartagena II, del que hacían parte 23 accionistas entre ellos la Sociedad Portuaria de Cartagena en cuyo registro de inscripción figuraban Manuel y Luis Carlos Parody.

Siendo ministras, Cecilia Álvarez y Gina Parody participaron en el Conpes de 2014 que dio vía libre a la polémica obra adicionada.

Ese Conpes autorizó los 900.000 millones de pesos adicionales para la ruta Ocaña-Gamarra, que es transversal al trazado de la Ruta del Sol II. Allí firmaron las dos ministras.

Como jefe de la cartera de Transporte Cecilia Álvarez a través de una resolución de 2014 autorizó la construcción de dos peajes en esta vía y las tarifas de los mismos. Tanto la Procuraduría como la Fiscalía adelantan investigaciones sobre este caso.

Las consecuencias del plantón

Por Daniel Quintero

Sé que, para mañana miércoles, varios empresarios o más bien comerciantes, tienen programado un nuevo plan al frente la Alpujarra para protestar por los continuos toques de queda en la ciudad de Medellín.

Lamento informarles que una decisión tomada por mi como alcalde en Twitter o en un decreto es una orden que debe cumplirse a cabalidad y sí bien se sabe de las afectaciones al comercio, no encuentro otra solución ante la pandemia.

Los empresarios que insistan en plantones y movilizaciones serán objeto de sanciones por parte de alcaldía, además de que prometo, como hijo del Tricentenario que a los del Poblado, a esos los voy a asfixiar hasta que queden vueltos polvo como Basílica, Al Rojo, Ay, Caramba, entre otros.

Los riquillos que tienen los negocios en el Poblado y se cree los grandes empresarios son quienes tras bambalinas lideran y financian la revocatoria para sacarme de la alcaldía, pero antes de que pase los voy a quebrar, ya los tengo identificados, ellos son El Guri y sus otros amigos uribistas, voy ayudar amigos Ricardo Peláez (De espectáculos) y a León Fredy que maneja empresas de Espacio Público para que crezcan más, a los demás los castigaré.

Todos son organizados por la mafia que no quiere que siga en el poder, políticos quemados, viudos de poder y demás pelambre pagarán cara su continuo saboteo a mi gestión, de la Medellín del Futuro.

Seguiré tomando las decisiones que estoy tomando, así le duele a estos riquillos del Poblado e hijos de papi que creen me amedrantan, pero estoy más firme que nunca y cerrará ciudad indefinidamente muy pronto.

La carta de alias ‘Danielito’ – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

Las autoridades judiciales de Colombia descubrieron una carta, que sería el último relato con vida que tuvo el Daniel Alberto Mejía, alias ‘Danielito’, quien era el jefe de la temida oficina de cobros, llamada la ‘Oficina de Envigado’.

Alias ‘Danielito’, quien fue miembro del bloque Héroes de Granada, que estaba al mando de alias ‘Don Berna’ o ‘Adolfo Paz’, exparamilitar actualmente purgando una pena de prisión en una cárcel estadounidense por delitos de narcotráfico.

La carta que las autoridades encontraron, ‘Danielito’, revela que fue él que metió a ‘Don Berna’ al mundo de las AUC, además de que el hermano de este alias ‘Semilla’ fue el que mató a Pablo Escobar y que las autodefensas apoyaron a Sergio Fajardo en su aspiración a la Alcaldía de Medellín en el año 2003.

En uno de los apartes ‘Danielito’ dice lo siguiente “(…) Berna, me respalda siempre, porque después de que el salió del EPL, yo fui el que lo enganché en este mundo y él es agradecido (…)”

Este explica porque mientras ‘Don Berna’ negociaba con el gobierno de entonces un supuesto proceso de paz, puso a ‘Danielito’ como jefe máximo de la oficina de Envigado.

En otros a partes de la carta ‘Danielito’ cuenta como el asesinato de Pablo Escobar. “(…) la verdad es que quien mató a Pablo Escobar, fue Semilla, el hermano de Berna, y no es como cuenta que le metió el último disparó, no Semilla mató a Pablo a martillazos (…)”

En otro fragmento de la carta revela como los paras desde Ralito pactaron y ayudaron a Fajardo “(…) a Sergio Fajardo lo ayudamos para que ganara la alcaldía, le pusimos votos porque intimidamos a la gente, financiamos en algo, aunque fue poquito y también le pusimos los buses, de eso se encargó Hugo Albeiro (…)”

‘Danielito’ revela otras cosas más en su carta, menciona a políticos de Antioquia y a militares que lo ayudaron durante su trayectoria en las AUC. Se presume que asesinado en noviembre del año 2006 por orden de alias ‘Rogelio’ y ‘Don Berna’ luego de que ordenó el homicidio de Gustavo Upegui, el dueño del Envigado Fútbol Club. Lo último que quedó de ‘Danielito’ fue este revelador documento.

¿Por qué odio a los paisas? – Daniel Quintero Calle

Por Daniel Quintero Calle

Debo confesar que, a pesar de nacer en Medellín, en el Tricentenario, siempre odié esta ciudad, su metro elevado, su soberbia, y sobre todo su empalago, cansino y ridículo acento de pacotilla, que a los hombres los hace ver como ignorantes y a las mujeres como prepagos de mala muerte.

Mi vida la hice en Bogotá, mis amigos están en Bogotá, progresé en esa ciudad, que, a pesar de ser desabrida y triste, me dio todo lo que soy. Llegué, estudié en Bogotá, forjé las relaciones que luego me llevarían a donde estoy.

Estudié en Los Andes, aspiré al Concejo de la ciudad de Medellín por el Partido Conservador, me quemé, así que luego me fui al partido Verde, y después salté y creé el partido del Tomate, fracasé y me lancé a la Cámara por Bogotá por el partido, en esa oportunidad también me quemé.

Seguí en la política, todo en Bogotá, apoyé a Santos, me recompensó nombrándome gerente de Innpulsa y de ahí salté al Viceministerio de Economía Digital del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Todo esto lo conseguí en Bogotá, sobando chaqueta y haciendo mandado. En Medellín, mi lugar de origen solo obtuve fracasos.

A pesar de que gané la alcaldía de Medellín, en esta ciudad aún no me aceptan, me tratan como un foráneo y tienen razón, lo soy, yo odio Medellín, cada vez que puedo en mi oficina lo grito, es algo que llevo muy adentro. Nunca me ven en la calle, porque odio sus calles y la gente, nunca me verán solo caminando por el Lleras, la 70 o Laureles, jamás.

Mi hermano Miguel, me enseñó que se ganaba más negociando contratos que trabajando, por eso es él, el único autorizado para hacer todos los negociados de mi alcaldía. Mi hermanito fue que consiguió la plata de mi campaña y organizó los votos con la oficina de Envigado, es él el cerebro de todo.

Antes de terminar mi mandato, espero dejar a Medellín vuelta nada, en caos y arruinada, como se merece esta tierra que se cree superior y mejor al resto del país.

Mi revocatoria – Daniel Quintero Calle

Por Daniel Quintero Calle

Este 2021 arrancó algo movido, pues movimientos uribistas perdedores y el fajardismo en vía de extinción iniciaron un proceso para revocarme de mi cargo de alcalde de la ciudad de Medellín.

Tengo que admitir que estoy preocupado, pues aparte de mi pésima gestión, mi politiquería, pues todos saben que detrás de mí están el exgobernador Luis Pérez Gutiérrez, y los senadores liberales como Iván Agudelo y el seudoabobado Julián Bedoya y mi mala gestión, considero que la revocatoria es injusta.

Sé que he nombrado en altos cargos de la Alcaldía de Medellín a gente sin experiencia, que he vendido cargos por dinero, que, fomentado el nepotismo, pues el bobazo de la Secretaría de la No Violencia es primo de mi esposa y además me enfrenté sin razón a toda la clase empresarial antioqueña que en algún momento me apoyó tras bambalinas.

A David Bojanini quien era el garante del pacto con el empresariado antioqueño lo traicioné, igual a los demás. Me fue de mucha, muchísima ayuda el dinero que me dieron por debajo de cuerda, pues con estos recursos logré el pacto con la oficina de Envigado.

Mi hermano Miguel Quintero, se sentó con los jefes de la oficina de Envigado, les entregó más de 5 mil millones de pesos y como contraprestación los capos, me metieron más de 60 mil votos bajo presión. Esto es vox populi en Medellín, incluso la Fiscalía de Barbosa -Babosa, más bien- ya me está investigando por supuestamente tener un pacto con la mafia.

Destruí la confianza entre el empresariado y la institucionalidad, nombré en cargos técnicos a personas sin experiencia ni talante, le entregué entidades a la politiquería y la corrupción; con todo y esto quiero decir que no estoy de acuerdo con mi revocatoria de mandato, pues soy el único que puede sacar a Medellín del atolladero.

Tengo miedo, detrás de la revocatoria están políticos derrotados y quemados, pero además la fuerte chequera del Grupo Empresarial Antioqueño que se siente traicionado. El miedo es real y se acaba mi Medellín del futuro.

Twitter sin Petro – Daniel Samper Ospina

Por Daniel Samper Ospina

Twitter finalmente tomó la decisión que tenía que tomar hace muchísimo tiempo, la cual era suspender de manera definitiva la cuenta de Donald Trump, quien desde esta trinchera generaba violencia, desinformación y miedo.

Lo mismo ocurre con Gustavo Petro, este señor durante el Paro Nacional de octubre de 2019 se dedicó desde Twitter a llamar a la ciudadanía para incendiar el país, la ola de violencia de esa manifestación parecía excitar a este señor, quien seguía alentando a los violentos.

No contento con eso, durante la revuelta en Bogotá por el asesinato por parte de la Policía de un abogado en un procedimiento abusivo, en donde los ciudadanos agredieron a la Policía, quemaron decenas de Cais, Petro desde Twitter retuiteaba y se notaba como disfrutaba mientras la ciudad ardía en llamas.

A él solo le falta pedir la insurrección popular por parte de los manifestantes para lograr su objetivo, que no es otro que el poder a toda costa. Trump fue silenciado por decirle a sus manifestantes que él fue víctima de fraude y que, además, con complicidad de las autoridades. Igualmente, eso ha hecho Petro con la fábula de Ñeñe, que solo se la cree y el senador Gustavo Bobolívar.

Por eso resulta extraño que Twitter en ningún momento haya suspendido de manera provisional o definitiva, la cuenta del pirómano Gustavo Petro, que desde Twitter de manera irresponsablemente dispara como en sus épocas de guerrillero terrorista, de lo cual aún no confiesa crímenes ni repara a los cientos de víctimas de esa actividad criminal.

Se hace necesario que, de manera inmediata, aplicando los mismos criterios que con Trump, que Twitter suspenda de manera definitiva la cuenta de Twitter del senador Gustavo Petro, que no es más que un terrorista de teclado.

La toma del Capitolio y el Palacio de Justicia – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

La toma del Capitolio, epicentro de la democracia en Washington por parte de los seguidores del presidente Donald Trump, quien hasta hace poco se negaba a reconocer la victoria del presidente electo Joe Biden, significó un punto de quiebre para esta Nación.

Es claro que estos hechos bochornosos fueron alentados por Trump y sus familiares y demuestra su espíritu dictatorial, narcisista, ególatra, autócrata y megalómano, lo cual no es nuevo, pero cruzó un límite del cual no hay punto de retorno. Trump convirtió a los Estados Unidos en una República bananera.

Mientras tanto en Colombia, últimamente he sido víctima de críticas y matoneo por parte de los seguidores del senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro, un ser que comparte muchísimas similitudes con Trump así lo niegue.

Petro es experto en hacer uso de la mentira para sacar réditos a su conveniencia, votó la elección de Ordóñez como Procurador por puestos y después cuando este lo destituyó, intentó socavar la democracia a punta de balcón.

Conocido en el mundo del hampa con los alias de comandante Aureliano o comandante Andrés, Petro desde prisión, como uno de los máximos jefes del M-19, lideró la toma del Palacio de Justicia, acto de barbarie donde arrancaron asesinado a los vigilantes del edificio. Petro insiste en que estaban en prisión, pero la verdad es que el grupo terrorista donde él era cabecilla lideró la toma del máximo órgano de justicia por órdenes del narcotraficante Pablo Escobar, tal como lo probó la Comisión de la Verdad.

Los puntos en común entre Gustavo Petro y el saliente presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, son evidentes, pues ambos usan a sus seguidores para el matoneo, su principal arma política es la mentira y la desinformación, además de que desprecian la democracia como sistema político.

Mi wikipifiada – Daniel Coronell

(Esta columna se publicó hace un año, cuando usé unos cables desclasificados para atacar a Petro y fue censurada. Hoy, dado que insisto en calumniar a Petro, la retomamos). Gracias por leernos.

He dedicado tres días enteros a hablar de Petro, quien –en ese entonces- lanza su columna “Petroleaks”, y sé que su sello vende, tanto así que hizo campaña de expectativa. El nombre con que la bautiza provocó curiosidad, más aún cuando se reveló (comprobó) la estrecha relación Uribe-Fajardo.

Y nuevamente, al igual que en mis trinos, antepongo mi opinión a los hechos plasmados en los cables liberados por Assange tras su detención. ¿Otra “pifiada” igual o peor que mi cascada de tweets? ¿Qué tan triste puede ser ver a un periodista de mi talla, recurrir a la victimización ante la avalancha de argumentos de los progresistas y del propio líder, Gustavo Petro?: Mucho.

Pero no fui inmune a esa vieja práctica de quienes ven perdido el debate. He explotado en agresividad, nivelo a “Petristas” (progresistas) con Uribistas, desdeñando cualquier atisbo de la lógica en la argumentación, cátedra básica del periodismo y otras profesiones.

Igualar a Uribistas y Petristas, es un exabrupto de ese tamaño y en una persona culta como yo, encierra la mala intención de igualar a Uribe con Petro; y me sirve como alimento de la matriz mediática del establecimiento de que existen dos extremos: “Divide y vencerás”, es la consigna.

Y no solo equivale a verter sobre mi público una montaña de falacias de composición, de equivalencia errónea, de grupo, falacia genética, de generalización apresurada, incluso, de falacias ad hominem, entre otras, envueltas en un reduccionismo desconcertante para quienes han seguido mis investigaciones, sino que significa pasar por alto la muestra histórica y el más elemental análisis político. Veamos:

¿Petro tiene 300 investigaciones congeladas? ¿Sus hijos se enriquecieron obscenamente durante su mandato? ¿Petro está involucrado en el genocidio de diez mil jóvenes («falsos positivos»)? ¿A Petro se le ha comprobado un sólo caso de corrupción por minúsculo que sea? ¿Petro o su familia está en los “Panamá Papers” y demás paraísos fiscales? ¿Petro cambió la Constitución (sobornando congresistas) para reelegirse? ¿Petro está acusado de masacres? ¿Petro firmó licencias de vuelo a capos como Escobar, Lehder o el clan Ochoa? ¿Petro se eligió con apoyo de grupos paramilitares y/o con fraude en la Registraduría? ¿Petro amenaza o llama violadores de niños (Uribe a Daniel Samper) o extraditables (Uribe a Coronell) a los periodistas? ¿A Petro la Corte lo tiene investigado por fabricar testigos falsos? ¿A Petro lo acusan de asesinar a los testigos en su contra? ¿A quién no lo dejaron gobernar los corruptos, incluso lo destituyeron con trampa como se comprobó? ¿En qué gobierno fue que chuzaron a periodistas, investigadores y opositores políticos para asociarlos con la guerrilla y generar su descrédito público y su judicialización? ¿Quién es el creador de la ley 100? ¿En qué gobierno se les quitó a los trabajadores sus derechos como las horas extras, se subió la edad pensional, se eliminaron las mesadas, Etc? ¿Quién puso los contratos a 3 meses sin derechos laborales bajo una modalidad de esclavitud moderna? ¿Quién atenta contra el Acuerdo de Paz que ha salvado millones de vidas? ¿Quién nombra ministros corruptos a sabiendas de serlos? ¿Quién está asociado con la creación del narco-paramilitarismo y su expansión a nivel nacional, y quién lo destapó en debate en el Congreso? ¿Quién ha auspiciado los más grandes casos de corrupción de la historia de Colombia, y quién es el que los ha denunciado a riesgo de su propia vida y la de su familia (exiliada)? ¿Un progresista amenaza de muerte, como lo hacen muchos uribistas?

Pero centrémonos en mi columna: Se confirma (según wikicables) que Petro ha estado siempre contra las Farc (y no solo ahora como “una estrategia política”, como afirmaron muchos), al ser quien inició esas denuncias (Farc-Política), siendo —paradójicamente— investigado y condenado un uribista: Un político del Caquetá, el Sr Luis Fernando Almario.

En mi columna también nombré a Sergio Fajardo, sugiriendo que no es “Caballo de Troya de Uribe”. Si Fajardo es uribista, Petro sería un chivato, ‘sapo’ para que nos entendamos. Eso porque Petro creyó que en su partido había gente con nexos con las Farc.