MI MENTOR

Por Daniel Mendoza Leal

Hablar de Eduardo Montealegre Lynett, es hablar de una eminencia, de un experto en derecho, en derecho penal que durante años con sus conocimientos ha formado los mejores profesionales del país.

Él es mi mentor y mi inspiración, no solo por enfrentarse con el Matarife, luego de que en su gobierno le recibió multimillonarios contratos, sino que además lo admiro por llevarse a su moza a la Fiscalía.

Es de público conocimiento que Natalia Springer era mujer de mi mentor Montealegre, y que por abrir las piernas este le pagó con millonarios contratos cuyo objeto era inservible, ella se inventó una metodología para algo del conflicto armado que no servía para nada.

Mi mentor, Eduardo Montealegre fue el cerebro del cartel de la toga junto a Leónidas Bustos, Francisco Ricaurte, Gustavo Malo, Ruth Marina Díaz, Camilo Tarquino y el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno. El fiscal Moreno extraditado a los Estados Unidos por corrupción, confesó que Montealegre le dio un millonario contrato en la Fiscalía para de ahí pagar los gastos de la oficina particular de Francisco Ricaurte.

Mi mentor Montealegre creó una Universidad en la cual se gastó más de 30 millones, se peleó con las directivas porque no nombraron a la agente que él quería y además le tocó cerrar y no graduó a ningún estudiante. Todo un mentor. También creó unas embajadas fiscales que solo eran burocracia y no eran nada funcionales.

Y cómo si fuera poco recibió corruptos dineros de Palacino, al cual nunca investigó e hizo todo lo posible para no tocarlo. Los dineros de salud lo enriquecieron y el garantizó su impunidad.

Ese señor es mi mentor, con todas sus virtudes y pocos defectos.

Puede ver más contenidos de Daniel Mendoza Leal ingresando aquí.

Deja una respuesta