MATARIFE MANDA

Por Daniel Mendoza Leal

Es increíble que este país, que se ufana de ser una respetable y madura democracia sea dirigida por un criminal desde su cómoda finca en el municipio de Montería en Córdoba. El expresidente Álvaro Uribe Vélez está semana rompió más su récord de infamia cuando ordenó desde su Twitter un toque de queda y sacar al ejército a las calles.

El matarife Uribe dio la orden al subpresidente Iván Duque para controlar la situación de orden público, luego de que algunos de sus súbitos, unos polochos inmundos, decidieron acabar a golpes la vida de un abogado –maltratador, por cierto-.

La gente se salió de casillas, Petro hizo que tenía que hacer, convocar a los radicales a destruir y quemar todo, fruto de eso se produjo la muerte de más una decena de persona, se destrozaron la mayoría de cai’s de Bogotá y también grandes movilizaciones en Medellín y Cali.

El fin de estos infames está cerca, por eso Uribe ya dio la orden de matar a todo el que proteste y de paso también de quitarles las facultades de orden público y seguridad a los alcaldes del país para ellos arrogárselas y así darle forma a su plan de gobernar vitaliciamente a Colombia.

El plan de ellos es volver a poner a Uribe presidente de este país, luego a alguno de sus hijos, después los hijos de Duque, y así su sucesivamente. Gustavo Petro es el único que puede parar esta dictadura que rige en nuestro país y que es gobernado desde el Ubérrimo, finca cuya extensión es más grande que Bogotá, imagínese el grave problema de la tierra en Colombia.

Deja una respuesta