MI TÍO MATÓ A ÁLVARO GÓMEZ HURTADO

Por Daniel Samper Ospina

A pesar de los esfuerzos de las Farc, en sintonía con la exsenadora Piedad Córdoba, hay algo claro en la situación de Álvaro Gómez Hurtado, pues quien dio la orden de su homicidio fue mi tío el elefante: Ernesto Samper Pizano…

Durante muchos años discutí con mi padre, el otro Daniel, porque yo siempre supe la verdad, que mi tío era un vulgar asesino y narcotraficante que se benefició de los cárteles de Cali y del Norte del Valle.

Mi tío, el expresidente Ernesto Samper y sus ministros Horacio Serpa y Juan Fernando Cristo dieron la orden expresa de asesinar al líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, por una razón, porque los tenía acorralados con sus peticiones de “tumbar el régimen”.

Durante años el DAS a cargo del nefasto Ramiro Bejarano Guzmán, más conocido en el bajo mundo con el alias de ‘Dasmán’ en asocio con el chuzador profesional Laude Fernández hicieron seguimientos ilegales y perfilamientos a Gómez Hurtado justo un año antes de su homicidio.

La estrategia de seguimientos del DAS permitió concretar el momento exacto para ultimar al líder conservador, en una revelación que haré en mi próximo libro autobiográfico que se llamará “Las revelaciones de un payaso”.

He tenido muchas discusiones y dificultades con mi padre, Daniel Samper Ospina, porque soy un convencido y tengo pruebas de que mi tío, Ernesto Samper Pizano es un corrupto narcotraficante, que además ordenó junto a Horacio Serpa el homicidio de Álvaro Gómez Hurtado. El crimen lo cometió un oficial de la Policía y sus hombres.

Deja una respuesta