Uy Querí, te entraron 10 mil millones de Odebrecht y no los viste – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

El exsenador Otto Bula, como testigo de la Fiscalía, prendió el ventilador en el escándalo de corrupción de Odebrecht. Salpicó a la campaña del expresidente Juan Manuel Santos con presuntos ingresos de ‘dineros calientes’ de la multinacional brasileña, incluso señaló Bula que era el encargado de la logística de las reuniones clandestinas entre funcionarios del Gobierno y los exdirectivos brasileños.

¿Para cuáles campañas? “Congreso y para las presidenciales enfocadas al presidente Juan Manuel Santos”, aseguró Bula, exsenador detenido y testigo de la Fiscalía, sobre la financiación y la plata caliente de Odebrecht que supuestamente entregaba a campañas políticas.

Bula, según lo acreditó la Fiscalía, era el cerebro de las reuniones clandestinas entre los directivos brasileños de Odebrecht y funcionarios del gobierno Santos para presuntamente cuadrar la entrega de plata para la adjudicación de proyectos.

¿En qué se gasta el dinero que ha referido? “En campañas. Yo le dije del anticipo de los 2.000 millones, le dan 800 millones de pesos al señor Luis Miguel pico que en ese entonces hacía parte de la campaña del presidente Santos”.

Pero ¿por qué Odebrecht adelantó esa cantidad de dinero a Bula? La razón es sencilla, la seguridad que las labores realizadas con varios congresistas y con el Gobierno para firmar una adición en la vía Ocaña-Gamarra, tramo clave en la Ruta del Sol y en lo cual tenía interés la multinacional.

“Odebrecht no regalaba plata. Era una empresa de negocios que sabía manejar bien las coimas. La relación estrecha de Martorelli con Cecilia Álvarez que también seguramente se lo dijo”, agregó.

Acá aparece una nueva ficha del rompecabezas: la exministra Cecilia Álvarez y su pareja la también exministra Gina Parody.

“Iban a comprar o habían comprado un terreno de una finca, la Sociedad Portuaria de Cartagena, la cual la ministra de Transporte Cecilia Álvarez tuvo puesto en la junta y adicional, uno de los dueños es su pareja la señora Gina Parody”.

El testigo relata crudamente como, al parecer, se habría cambiado una obra diseñada para la comunidad en favor presuntamente de las exministras del gobierno Santos.

“Lo que estaba buscando no era un beneficio para la Nación, era un beneficio particular para ella, para esa empresa y para esos beneficios en particular (…) por eso no hacen las vías que eran prioritarias de la Ruta del Sol II la cambian, la suben a la ANI y la gestionan para que se hiciera la vía Ocaña-Gamarra”.

Finalmente, el testigo asegura que los exdirectivos de Odebrecht mintieron ante la justicia colombiana y dice que la cifra de sobornos en el país sería superior.

El exsenador dijo que allí hubo intereses personales. En el seguimiento exhaustivo que hice a este caso y conocí las denuncias de los habitantes.

Con nombres propios y señalamientos directos, el Bula recordó un episodio que salpica a las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody en este entramado de corrupción.

Un episodio en el que se hicieron importantes revelaciones. Una de ellas en junio de 2017, cuando se demostró cómo en el polémico otrosí la vía Ocaña-Gamarra, el consorcio Ruta del Sol II construyó una carretera en la finca Andalucía, un predio privado.

Fueron los mismos habitantes de la zona quienes aseguraron que el tramo solo favorecía a los propietarios del predio, es decir, a la Sociedad Cartagena II, del que hacían parte 23 accionistas entre ellos la Sociedad Portuaria de Cartagena en cuyo registro de inscripción figuraban Manuel y Luis Carlos Parody.

Siendo ministras, Cecilia Álvarez y Gina Parody participaron en el Conpes de 2014 que dio vía libre a la polémica obra adicionada.

Ese Conpes autorizó los 900.000 millones de pesos adicionales para la ruta Ocaña-Gamarra, que es transversal al trazado de la Ruta del Sol II. Allí firmaron las dos ministras.

Como jefe de la cartera de Transporte Cecilia Álvarez a través de una resolución de 2014 autorizó la construcción de dos peajes en esta vía y las tarifas de los mismos. Tanto la Procuraduría como la Fiscalía adelantan investigaciones sobre este caso.

Deja una respuesta