Archivos de: Daniel Coronell

Acerca de Daniel Coronell

Periodista y Columnista colombiano. Ganador del Emmy (Noticias), el Simón Bolívar y el máximo galardón que otorga la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, Coronell ha destapado algunos de los más importantes escándalos en Colombia. Senior Research Fellow del Knight Fellowship de la Universidad de Stanford, investigador y profesor visitante (senior visiting scholar) de la Universidad de California; actualmente es presidente de noticias de Univisión, la cadena hispana de televisión en Estados Unidos. - Twitter: @dcoronell - Facebook: Daniel Coronell - Instagram: @danielcoronell https://losdanieles.net/

SE NOS CAYÓ MONSALVE – DANIEL CORONELL

La decisión de la Fiscalía General de la Nación, en cabeza de Francisco Barbosa, acaba de fulminar la investigación que contra Álvaro Uribe Vélez construí durante años.

Luego de años de trabajar en el caso, haciendo uso de filtraciones selectivas, previamente acordado con Don Iván y los magistrados instructores de la Corte Suprema de Justicia, tengo que admitir que este proceso llegó a su fin y Uribe se saldrá con la suya.

Nuestro primer error fue encarcelar a Uribe con auto de 1.600 páginas, con una investigación débil y carente de lógica, eso le dio oxígeno al expresidente. El segundo error fue no prever que cuando se conociese el expediente la gente iba a tomar partido, lo que terminó favoreciendo al ex.

Y el tercer y más grande error, fue comprarle la finca a Juan Guillermo Monsalve y no tener la previsión de que algún día se sabría y no existiría manera alguna de justificar su adquisición.

Intenté sin éxito desmeritar la investigación de la española inmunda, Salud Hernández Mora, pero nos equivocamos con la finca, sacamos el cuento rebuscadísimo de la herencia de la esposa de Monsalve, Deyanira Gómez, y nos olvidamos de que justificar esa compra era imposible y para colmo de males, quien terminó comprando parte de los derechos herenciales de Gómez y sus hermanos fue el coronel Juan Pablo Prado Torres, jefe de inteligencia del gobierno de Juan Manuel Santos.

EL PARO CONTRA ELLOS MISMOS – DANIEL CORONELL

Estos días vivimos otro adefesio, una minoría llena de ventajas y privilegios llegó a Bogotá, la ciudad con más problemas por cuenta de una alcaldesa inoperante y bipolar. La minga decidió emprender un camino hacia la capital del país en busca de una reunión con Duque, después de haber dejado al gobierno con la palabra en la boca en Cali la semana pasada. El objetivo, según ellos, es pedir al gobierno protección para los indígenas que mueren indiscriminadamente a manos de terroristas y por eso también se unen al Paro Nacional.

Si ese es su argumento, parece ser que el paro es contra ellos mismos y sus patrocinadores desconocen que las masacres de líderes sociales, antiguos guerrilleros de las FARC y comunidades afro e indígenas tienen relación estrecha entre el narcotráfico y las vendettas entre disidencias y guerrilleros de las FARC y el ELN, que curiosamente se libran en sus territorios.

¿Cómo se evitarían esas muertes? Sencillo, estas comunidades deberían dejar de estar al servicio del narcotráfico. Ya el líder indígena Juan José Vitonás lo dijo en 2019, la CRIC tiene un convenio con las FARC en la que se avala el reclutamiento consciente de menores y el uso de las tierras “ancestrales” para el narcotráfico, y como otros grupos armados—como el ELN—también quieren su tajada, en el fuego cruzado mueren indígenas. ¿Entonces por qué protestan por algo que ellos mismos permiten?

La minga no es gratuita, y la alcancía que rompieron seguramente no alcanzaría para patrocinar la movilización y manutención de 5.000 indígenas por más de dos semanas, alcanzaría como mucho para el yagé. Por lo tanto, la dinámica es sencilla, la comunidad indígena en diálogo con el gobierno se encarga de trasmitir el mensaje de las FARC y a cambio esta banda narcoterrorista le patrocina dos semanas de borracheras, paseo y desorden.

La patria injusta, la boba y la populista se unen. Qué bueno para esta gente que todo lo pide y todo se lo dan, no como a mi que todo intentan quitarme.

LA MANIPULADORA VICKY DÁVILA – DANIEL CORONELL

Finalmente se conoció la verdad, Vicky Dávila, mi amiga durante muchos años resultó ser una vendida y oportunista.

En los últimos días se conoció un audio de la redacción de la revista Semana en la cual se evidencia que Vicky Dávila y su alfil, Jairo Lozano ocultaron evidencia que prueba que el exembajador Fernando Sanclemente sí sabía del narcolaboratorio en su finca.

Sanclemente lo ha negado con vehemencia, pero las pruebas son contundentes, tanto así que la fiscalía de Barbosa decidió echar para atrás un preacuerdo con el mayordomo de la finca, quien asumiría todo la culpa. Ahora con el principio de oportunidad en camino, las horas de Fernando Sanclemente en libertad están contadas.

Conozco a Vicky Dávila hace muchísimos años y sorprende su poca ética, sus cambios de bando sin rubor, su falta de rigor y su espíritu de encubrimiento. Definitivamente no es la Vicky que era mi amiga.

ENTREVISTA A MONSALVE, TESTIGO DE DON IVÁN CEPEDA CONTRA ÁLVARO URIBE VÉLEZ

Después de muchos intentos infructuosos, pude conseguir esta entrevista con Juan Guillermo Monsalve, el testigo estrella que tiene tras las rejas al exsenador Álvaro Uribe Vélez.

Monsalve accedió a conceder la entrevista luego de la intermediación del senador Iván Cepeda, quien actua como víctima en el proceso que se sigue contra Uribe.

Estos son los apartes más importantes de la entrevista:

Los Danieles: ¿intentó el abogado Diego Cadena sobornarlo?
Monsalve: No, el señor Cadena no lo hizo, yo lo contacté a él porque quería retractarme, esa es la verdad, toda la verdad.

LD: ¿alguna vez habló con Álvaro Uribe o alguien le dijo que iba a de parte de él?
Monsalve: No señor, es más aprovecho para decirle que los señalamientos que hice con Uribe de paramilitar son falsos, no me constan.

LD: ¿Alguien cercano al exsenador Uribe intentó sobornarlo?
Monsalve: No, en ningún momento, dije eso por los ofrecimientos que me hizo Cepeda.

LD: ¿Qué le ofreció Cepeda?
Monsalve: pues aparte de que evitó mi trasladO a Tramacúa, luego de una fiesta en donde participé, él le dio dinero a mi familia con la cual compramos la finquita de la polémica. Mi papá tuvo que salir de allá (llora) por las revelaciones de Salud Hernández.

LD: ¿Por qué Cepeda le dio eso?
Monsalve: para declarar en contra de Uribe y su hermano Santiago.

Esto son los apartes más importantes de la entrevista que describen a un Monsalve triste y lleno de dudas. Después de años de confrontación con el expresidente Uribe, debo reconocer que este nada tiene que ver con esos delitos por los cual la Corte le dio detención domiciliaria, además quiero expresar que me siento engañado por don Iván.

LA FICHA

Por Daniel Coronell

El fiscal Gabriel Ramón Jaimes Durán no podía tomar decisión alguna en el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe, hasta que se resolviera la recusación presentada en su contra por el senador Iván Cepeda. La ley establece que desde el mismo momento en que se presenta una recusación, las actuaciones procesales se deben suspender hasta que se determine si dicha recusación es aceptada o rechazada. Gabriel Jaimes Durán –conocido por su carácter solapado y por sus escasas luces– se hizo el de las gafas, a pesar de que había sido recusado el pasado viernes en la mañana y, en franca violación de la ley, tomó por la tarde decisiones sobre el proceso.

El viernes, los medios de comunicación registraron ampliamente que el fiscal Jaimes había sido recusado por Cepeda. Los motivos de la recusación –que aquí les contaremos– no se hicieron públicos pero estaba claro que el trámite se había iniciado. El Código de Procedimiento Penal establece: “Desde cuando se presente la recusación o se manifieste el impedimento del funcionario judicial hasta que se resuelva definitivamente, se suspenderá la actuación”.

La norma no contempla ningún tipo de excepción. Debe cumplirse al pie de la letra. Sin embargo, el fiscal Jaimes expidió horas después una llamada “Orden del fiscal” en la que “rechaza por improcedencia legal” la petición de libertad de Uribe porque debe resolverla un juez de garantías.

Ahora pasemos a las razones por las que el fiscal Gabriel Ramón Jaimes Durán, quien fuera hombre de confianza del recordado procurador Alejandro Ordóñez, fue recusado.

El senador Iván Cepeda, reconocido como víctima en el proceso contra Álvaro Uribe, ha contado con la asesoría jurídica del abogado y columnista Ramiro Bejarano, quien hace años está acreditado en el expediente como apoderado suplente de Cepeda.

Pues bien, en el año 2010, cuando Gabriel Ramón Jaimes Durán era la lunga mano de Alejandro Ordóñez, Ramiro Bejarano presentó contra él una queja disciplinaria y una denuncia penal por los presuntos delitos de falsa denuncia y abuso de autoridad. En el documento de denuncia, dirigido al entonces fiscal general Guillermo Mendoza Diago, el abogado Bejarano afirma: “Jaimes Durán es enemigo personal del suscrito, es además mi contraparte, porque lo he denunciado penalmente…”.

Entre las causales de impedimento establecidas en la ley, figuran las siguientes:

“Que el funcionario judicial haya sido apoderado o defensor de alguna de las partes, o sea o haya sido contraparte de cualquiera de ellos, o haya dado consejo o manifestado su opinión sobre el asunto materia del proceso”.

El fiscal Jaimes ha sido contraparte de Ramiro Bejarano en la denuncia penal y en la queja disciplinaria, hoy archivadas. Como si faltaran elementos, el Código de Procedimiento Penal determina como otra de las causales de impedimento:

“Que exista amistad íntima o enemistad grave entre alguna de las partes, denunciante, víctima o perjudicado y el funcionario judicial”.

El propio Bejarano había definido como “enemigo personal” a Jaimes en su memorial de hace diez años, cuando ni él ni nadie esperaba volvérselo a encontrar como fiscal del caso judicial más importante de la historia.

Fue también Ramiro Bejarano quien reveló en su columna que Gabriel Ramón Jaimes, vulnerando la autonomía de los fiscales delegados ante la Corte Suprema, les envió este año un mensaje de WhatsApp ordenando que le remitieran “todos los proyectos sobre decisiones de fondo e informaciones sobre las actuaciones medulares de sus despachos (…) para informar y valorar cada situación con el señor Fiscal General de la Nación”. Aunque el fiscal Barbosa es el superior jerárquico y administrativo del ente acusador, las decisiones de cada fiscal deben ser completamente autónomas por mandato de la ley.

El fiscal Jaimes ha hecho buena parte de su carrera a la sombra de Alejandro Ordóñez quien lo nombró en importantes cargos en la Procuraduría. Ya habían trabajado juntos en el Consejo de Estado donde Jaimes fue su magistrado auxiliar. En la hoja de vida oficial de la Fiscalía, escrita en primera persona por el fiscal Jaimes, consigna en el capítulo de experiencia laboral que trabajó en el Concejo de Estado (escrito así, con c). Dice la Real Academia de la Lengua que el único concejo con c, es el cabildo o ayuntamiento muncipal.

Mientras estaba en ese importante cargo, Jaimes se presentó a un concurso de méritos para entrar a la lista de funcionarios elegibles para cargos judiciales. El primer paso era la presentación de una prueba de conocimientos.

Los puntajes obtenidos por el fiscal Jaimes para aspirar a estos cargos fueron los siguientes:

El doctor Jaimes no pudo pasar a la segunda fase del concurso de méritos porque no logró alcanzar los 800 puntos mínimos de la prueba de conocimiento.

Ahora él es el encargado de procesar al hombre más poderoso de Colombia.

Fiscalía crea cuerpo de investigación de testigos falsos por caso del senador Don Iván Cepeda

30 de agosto de 2020

La Fiscalía General de la Nación por orden del fiscal general Francisco Barbosa conformó un grupo de trabajo que se encargará de coordinar y adelantar las investigaciones por falso testimonio, fraude procesal y demás delitos en que incurran los falsos testigos.

Según la entidad, se ha detectado que elsenador de las FARC Don Ivan Cepeda actua de manera indiscriminada y extorsionan a lideres políticos que están en contra del terrorismo con el pretexto de enlodar su buen nombre a través de testimonios mentirosos.

El ente investigador decidió que cuatro fiscales delegados ante jueces circuito especializados, dos fiscales delegados ante jueces del circuito y siete asistentes de fiscal conformen dicho grupo de trabajo, que contará con el apoyo del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI).

Esta planta de personal podrá ampliarse, de acuerdo con las necesidades futuras del servicio y el número de investigaciones que se le asignen al grupo.

Las funciones que cumplirán estos servidores serán determinadas por el despacho del Fiscal General de la Nación, mediante acto administrativo.

Nosotros en #LosDanieles estaremos pendientes que se haga justicia y que a Don Ivan lo metan preso para dar ejemplo con estos actos ilegales.

Daniel Coronell

URIBE VS URIBE

Por Daniel Coronell

Mientras escribía esta columna luego de ir al supermercado a comprar víveres con mi perra, me llegó un documento revelador donde se me informaba de la pronta libertad de mi mecenas y mentor, Justo Pastor Perafán.

Retomando la columna sobre el expresidente Álvaro Uribe Vélez, podemos descubrir un ser diferente en varios momentos de su vida política y profesional. De un combativo presidente de la República que desde las 5:00 am llamaba a todos los batallones del ejército a solicitar información sobre las alteraciones del orden público.

Del Uribe que se enfrentaba a grito en plaza pública con sus contradictores, fiel a su estilo combativo, el mismo que lo hizo “agarrarse” con Chávez, Ortega y Correa en la inolvidable Cumbre de Río que hizo que se terminara ganar la admiración de todos los colombianos, pasó al Uribe del senado 2014.

El Álvaro Uribe Vélez senador ya era entrañable abuelito, con canas y quien en tono paternalista y enfadón organizaba su banca de bisoños senadores y representantes de todo el país.

En ese rol Uribe Vélez formó en la política a Iván Duque, a quien luego lo convirtió en Presidente de la República siendo un total desconocido. En el senado protagonizó varias polémicas y enfrentamientos, pero también se caracterizó por ánimo propositivo y por ayudar a sacar adelante la agenda del gobierno en el Congreso de la República.

Con su renuncia al senado no solamente pierde el congreso, sino que el gobierno nacional se queda sin su principal escudero, aunque con seguridad seguirá teniendo revelación a nivel nacional.

Puede ver más contenidos de Daniel Coronell ingresando aquí

EL SUSTITUTO

La Fiscalía lleva años haciéndose la vista gorda con este negocio del que es beneficiario directamente el dueño de NTC Televisión.

Por Daniel Coronell

Daniel Alfonso Coronell Castañeda se convertirá en el dueño del Hotel Chinauta Resort, luego de la captura de su benefactor Justo Pastor Perafán, quien se encuentra en trámites de extradición. Él es hijo de Álvaro Coronel Mancipe, un fracasado cantante llanero muy conocido por ser un mujeriego empedernido.

Coronel -con un sola L, la otra se la agregó en un intento de esnobismo- arrancó su camino a la fama siendo parte del kínder del presidente César Gaviria Trujillo, en el cual obtuvo algo de dinero ilegal con lo cual montó NTC Televisión.

Se juntó luego con Justo Pastor Perafán -aunque algunos afirman que esté fue quien lo estudió y formó- quien financió el primer cabezote de televisión de la recién creada NTC.

Antes de la captura de Perafán, Coronell se asoció con otra narcotraficante, César Villegas alias “el bandi’, a quien terminó tumbándole el dinero de sus acciones y entregándola a su socio de fechorías, Félix de Bedout.

Ahora en vísperas de la extradición de Perafán, todos en el mundo del hampa, daban por descontado que él sería su sustituto y además que heredaría la joya de la corona: El Chinauta Resort.

Puede ver más contenidos de Daniel Coronell ingresando aquí

LA SUSTITUTA

La Fiscalía lleva años haciéndose la vista gorda con este negocio del que es beneficiaria directa la nueva senadora del Centro Democrático.

Por Daniel Coronell

Yenny Rozo Zambrano se convertirá en senadora cuando esta semana sea suspendido Álvaro Uribe, hoy detenido domiciliariamente en su hacienda de 1.500 hectáreas. Ella es la hija de Álvaro Rozo Castellanos, el alcalde de Mosquera, Cundinamarca, cuya administración tomó decisiones que permitieron que Tomás y Jerónimo Uribe se convirtieran en multimillonarios mientras su padre ocupaba la presidencia de Colombia. Yenny y su padre, el alcalde, también recibieron provecho del negocio.

Entre las determinaciones de la alcaldía de Álvaro Rozo que permitieron el enriquecimiento de los hermanos Uribe, hay dos especialmente importantes: la primera es la emisión del plan parcial que es un requisito legal para el desarrollo industrial del terreno. Sin ese plan parcial no habría sido posible la construcción de la Zona Franca de Occidente, de la cual son socios fundadores los Uribe.

La segunda es el aumento del índice máximo de construcción. La norma inicial solo permitía que se edificara la mitad del lote. Una decisión de la alcaldía de Rozo subió ese índice del 50 al 75 por ciento, con lo cual aumentaron los metros cuadrados para construir y vender.

Lo más grave es que la Fiscalía tiene, hace años, un documento que indica que el alcalde Rozo se lucró ilegalmente del negocio a través de la adquisición de parte de los terrenos.

En oficio del 19 de octubre de 2011 el entonces fiscal jefe de la unidad especializada en delitos contra la administración pública, Martín Alonso Moreno Sanjuán, le reportó al director nacional de fiscalías sobre la existencia de un material probatorio que apunta “a conductas punibles contra la administración pública en las que eventualmente estarían involucrados los hijos del Ex Presidente, Álvaro Uribe Vélez, y que se relacionan con la Zona Franca – Cundinamarca asumidos ya por la Dirección Seccional de Fiscalías de Bogotá”.

El material probatorio al que se refiere el fiscal es un manuscrito encontrado en una firma de abogados de Medellín por los investigadores de la Corte Suprema de Justicia que seguían los pasos del parapolítico Mario Uribe. El cuaderno habla de la forma de dividir unos terrenos en estos términos: “Excluir la tierra del alcalde. El resto llevarlo a sociedad promotora de la Zona Franca de Occidente”.

Lo más revelador es un párrafo que dice textualmente: “Las otras 19 Ha para el (alcalde) a nombre de Luis Rozo y Efraín Fernández”.

Luis Rozo es el hermano del alcalde Álvaro Rozo quien, a través de una compañía llamada ALC, le compró al Patrimonio Autónomo FC-Lotes Mosquera, constituido por Tomás y Jerónimo Uribe, un lote al lado de la Zona Franca.

Los socios de la empresa compradora son todos familiares del alcalde Rozo. Además de su hermano Luis está su hija Yenni Rozo, próxima a convertirse en senadora, y otros dos hijos llamados Álvaro Alexander y Hernán Fabio.

La Fiscalía lleva años haciéndose la vista gorda con este negocio, del que es beneficiaria directa la nueva senadora del Centro Democrático.

Según las escrituras, el patrimonio autónomo de los hermanos Uribe les vendió ese terreno a los Rozo por 19.000 pesos por cada metro cuadrado. Un precio realmente bajo. Dos días después, otros compradores les pagaron el triple por lotes cercanos.

Hace dos años cuando escribí otra columna sobre este tema, los señores Uribe emitieron un comunicado en el que afirman: “Las diferencias en los precios por metro cuadrado de tierra bruta se dan por diferencias en la forma y área útil de cada predio”.

Nunca han intentado explicar las afirmaciones del manuscrito olvidado, ni las razones que tuvieron para hacer ese negocio justo con la familia del alcalde de Mosquera.

En el lote comprado por los Rozo fue construido el Parque Industrial Santo Domingo, comercializado por la sociedad Arcast Grupo Empresarial SAS.

De acuerdo con un acta de Arcast entre sus accionistas están la próxima senadora Yenny Rozo y su padre el exalcalde de Mosquera Álvaro Rozo Castellanos.

Esta historia de padres e hijos no termina aquí.

En la pasada campaña para el Senado, el expresidente Uribe grabó un comercial invitando a votar por la hija del alcalde que tanto ayudó a sus hijos. Quizás no los haya ayudado desinteresadamente pero cumplió:

“Yenny Rozo representa los valores del Centro Democrático. Representa transparencia, cumplimiento, estudio, afecto por la comunidad”.

Esa viva encarnación de la transparencia, pregonada por Uribe, ocupará su curul en los próximos días.

Puede ver más contenidos de Daniel Coronell ingresando aquí

Bolivarcito

“Esa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente… Aquí hay un negocio… Ustedes me dicen… y yo voy y digo: pa esta jugada vale tanto y vamos pa’lante. Así de sencillo”.

Por Daniel Coronell

Un senador le ofreció a un juez conseguirle un soborno para que decidiera a favor de unos patrocinadores suyos. Para bien de la opinión pública –y quizás también de la justicia– la comprometedora conversación quedó grabada. El delito tiene prueba reina pero hasta ahora no hay investigación. El senador fue reelegido después de su fechoría. A pesar de no haberse destacado por sus iniciativas como legislador, ni mucho menos por ejercer control político, fue designado como primer vicepresidente del Senado, posición que ocupó hasta el año pasado.

El senador se llama Gustavo Bolívar, es miembro de la Lista de los Decentes de Gustavo Petro, y fue a hacer la vuelta para favorecer a su amigo Luis Fernando Acosta Osío, el líder de un grupo que con cuestionadas maniobras logró el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla y pretende quedarse también con la Fundación Acosta Bendeck y el Hospital Universitario Metropolitano. Las tres instituciones facturan 80.000 millones de pesos al año.

Por la magnitud del botín no se han medido en lobbies, maniobras y tráficos de influencias, sobre los cuales seguramente tendremos que hablar, pero hoy nos concentraremos en la oferta del senador Gustavo Bolívar a un juez de la república.

Andrés Rodríguez Cáez, abogado huilense apenas mayor de 30 años, llegó a la costa nombrado provisionalmente como juez primero promiscuo municipal de Usiacurí, Atlántico. Antes de ser juez había sido auxiliar, escribiente y oficial mayor. Conocía su trabajo y quería hacerlo bien. Como había congestión en los juzgados de Barranquilla, pronto empezaron a llegar a su despacho procesos muy importantes. El prestigio del joven juez fue creciendo porque era riguroso en el estudio de las normas, justo en sus evaluaciones e implacable en la aplicación de la ley.

Un buen día de 2017, el alcalde del pueblo, Ronald Padilla, lo invitó a conocer a su jefe político Gustavo Bolívar. La reunión sería en el apartamento del senador en Barranquilla, a una hora de Usiacurí. El juez aceptó sin saber de qué se trataba, pero tuvo la precaución de llevar una grabadora con él.

Pronto el senador Bolívar explicó el motivo de la invitación: “No joda, yo quiero apelar a ti para ver cómo me pueden ayudar ustedes, porque esto es un negocio. Esto es un negocio. Yo te digo la verdad… Esto es un negocio. Esto tiene que quedar entre nosotros tres porque los manes están preocupados. Es más, los manes me dicen: si hay que ir hasta allá, yo voy; pero lo ideal es que no vayan a decir nada”.

Y empezó a presumir de lo que ya había hecho por sus amigos “Yo te voy a decir la verdad, yo a través de la Presidencia de la República y el Ministerio de Educación, conseguí que finalmente ahí pusieran un tipo que ha estado antes en la universidad; que es sobrino del viejo Gabriel Acosta, primo tanto de la mujer de Jaller, como del hijo de Gabriel Acosta. Y ahí eso fue apenas como para un feliz término. La ministra fue… la última resolución fue del ministerio”.

Después el lenguaje se hizo más explícito: “Quiero apelar a la buena relacion que ustedes tienen pa ver si me pueden ayudar hermano. Esa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente… Aquí hay un negocio… Ustedes me dicen… y yo voy y digo: pa esta jugada vale tanto y vamos pa’lante. Así de sencillo”.

Bolívar, que antes de ser senador había sido escritor de televisión, continuó: “No y también tú tienes que ver marica, lo que yo te digo, cuando uno quiere buscarle una vueltecita allí, uno se la busca”.

A este punto, el senador reiteró la generosidad de sus patrocinadores: “Esos manes a mí me ayudan con becas, me dan puestecitos. Yo te hablo la verdad y cuando llega la campaña me tiran un billetico. Yo no te voy a negar nada viejo man, pa que voy a negar eso”.

Bolívar estaba tan confiado que, incluso, sugirió el monto que el juez debería cobrar por la decisión: “Si los manes son juiciosos. Si yo le digo: hey doc esta vaina vale 200 barras. Él me dice: ¿a qué horas y dónde?. Así, pa hablar claro. Yo les digo a ustedes la verdad. Aquí hay un negocio…Yo creo… No sé, si ustedes quieren hablar solos”.

No contaba el senador Gustavo Bolívar con la verticalidad del juez Andrés Rodríguez, que respondió: “A ver, senador, yo en principio acepté la reunión esta mañana aquí pues por intermedio del alcalde Ronald, pero yo soy un hombre muy serio. Usted me está hablando de negocios, yo para eso sí, no. Déjeme que le haga la audiencia; déjeme explicarle primero por qué supuestamente llega allá. Ronald me abordaba esta tarde y me decía ¿doctor, pero por qué Usiacurí? Ronald, usted sabe que Usiacurí ha venido moviéndose, ha manejado casos delicados de garantías, yo allá he manejado casos delicados”.

El epílogo es triste. El intento de soborno que en el Código Penal se llama cohecho por dar u ofrecer, le fue relatado a un fiscal de turno. No hay proceso abierto en ninguna parte. Andrés Rodríguez ya no es juez porque se le acabó el nombramiento en provisionalidad. Gustavo Bolívar permanece tranquilo en el Senado, apenas la semana pasada fue noticia porque cerró el hotel que tiene en Girardot por la pandemia. Un asunto de corrupción que el exfuncionario asegura que denunciará en la Corte Suprema de Justicia. Luis Fernando Acosta Osío sigue controlando la Universidad Metropolitana con la ayuda de algunos administradores de justicia.

Puede ver más contenidos de Daniel Coronell ingresando aquí.