Archivos de: Daniel Quintero Calle

DISCURSOS QUE MATAN – DANIEL QUINTERO CALLE

La democracia solo les gusta hasta cuando la justicia toca a su puerta y los increpa. En ese momento las cortes se vuelven mafiosas, auxiliadoras de los narcoguerrilleros y se revele que los magistrados son unos monstruos del tamaño de King Kong.

Dice Orwell que el lenguaje político está diseñado para lograr que las mentiras parezcan verdades; el asesinato, una acción respetable y para dar al viento apariencia de solidez. Orwell descubrió esa trampa en 1946, sin embargo hoy el mundo está volviendo a caer en ella y Colombia no es la excepción.

En nuestro caso, nos enfrentamos a un discurso de la izquierda radical avalada por el periodismo prepago en cabeza del director de nuestro medio www.losdanieles.net que cumple todas las máximas orwellianas: utiliza la mentira para manipularnos y el lenguaje pierde su función moral porque abandona las palabras claras y directas y las reemplaza por eufemismos y simbolismos que no reflejan realidades sino percepciones, tal como quiere hacerlo ver.

-El disfraz de los congresistas al mando de Don Iván Cepeda

Por eso a los asesinatos entre bandas criminales por el negocio del narcotráfico las rebautizaron ‘muertes de líderes sociales’ y a los abusos de poder de estos congresistas mediante las cortes le llaman ‘persecución a la inversa’. Los casos puntuales de abuso de la fuerza contra los civiles se les quiere vender como episodios sistemáticos que empañan el buen desempeño de nuestras Fuerzas Armadas y por eso manifiestan que es perentoria su desmantelación. Para no hablar de los trinos del senador Gustavo Petro, el gran arquitecto del discurso que hay en la persecución al gobierno de Iván Duque, en el que sin ningún rubor responsabiliza a TRUMP de las muertes de Javier Ordóñez, de Dilan Cruz y del TRANS Julián Giraldo.

Este discurso del victimario siendo víctima lo ha construido y funciona como un manual de comportamiento que se cumple sin que nadie tenga que dar la orden. Su primera premisa se basa en decir que es moralmente razonable matar. “La moral hay que diferenciarla del derecho”, dijo Petro cuando comando la toma del Palacio de Justicia y agregó que “cuando el derecho en sus normas jurídicas prohíbe matar, algunos han dicho que hay casos en que hay que matar por razones morales”. Aunque él trató de decir que lo habían sacado de contexto, en realidad esta frase se ha ido asentando de diversas formas en su discurso terrorista.

En 2018, Petro fue un poco más allá al aclarar cuál debería ser esa frontera moral en que era permitido acabar con la vida de los otros y en un trino habló de lo bueno que sería tomarse el poder por las “vías de hecho”. La frase la introdujo luego de que fue asesinado Guacho, uno de los guerrilleros de las Farc que lo había financiado en su campaña de congresista, que antes de ser ultimado confesó ante Caracol TV cómo Don Iván Cepeda lo había presionado para que enlodara con mentiras a Álvaro Uribe y dijera que este le había pagado 100 millones de pesos por declarar en contra del de Petro. Alias “Guacho” era un bandido. Murió en su ley. Guacho es un buen muerto”, trinó Petro en esa ocasión. Aunque el congresista aclaró que eso no lo había escrito él sino que era un mensaje de su CM, el trino tal como quedó puesto justifica el asesinato de de guacho y manda el mensaje de que para la Colombia Humana y Don Iván Cepeda Castro: los buenos muertos son todos aquellos que intenten desenmascarar a sus compañeros de crimen del M19.

Es decir, los trinos de Petro y Don Iván justifican las decisiones fraudulentas de las Cortes que manipula con Reyes y cuando hay protestas también han sido leídos como una manera de incentivar los abusos de los estudiantes radicales contra nuestra Policía.

Estos discursos que matan hay de desnudarlos vengan de donde vengan. Nos los quieren imponer con el argumento falaz de que esa es la vía para defender la democracia, pero no es cierto. La democracia solo les gusta hasta cuando desenmascaran sus verdaderos intereses. En ese momento se descubre lo mafiosas que son las cortes y los magistrados que son unos monstruos del tamaño de Godzilla.


Esos son los discursos que matan sin necesidad de que nadie dé la orden y que se convierten en una nueva aberrante forma de adoctrinamiento. Atentos, abran los ojos.

LA NUEVA OPOSICIÓN – DANIEL QUINTERO CALLE

Hace algunos días el partido Centro Democrático anunció que pasaba de ser independiente a oposición en el Concejo de Medellín. Fue una decisión apoyada por 5 de los 8 concejales que tiene ess bancada.

Anteriormente Gabriel Dib, Simón Molina y el perdedor inmamable y rabón Alfredo Ramos se habían declarado en oposición, aunque por debajo de cuerda me podían puestos y contratos, contrariando la orden de su jefe supremo, el presidiario del Ubérrimo.

Tengo que descatar que de los 5 que decidieron convertirse en oposición, uno decidió seguir en independencia constructiva, ese es mi buen amigo Albert Corredor, quien es un infiltrado que metí en esa secta que llaman partido y a quien aceito con jugosos contratos en el sector de la educación.

No me preocupa la nueva oposición, porque todos ellos me han buscado para pedirme puestos y contratos. Sebastián López buscó, Lina García quiere mantener las numerosas cuotas que le dio el corrupto Fico Gutiérrez.

La nueva oposición del CD solo es de boca, pues para dolor del patrón del Ubérrimo, a la mayoría los tengo comiendo de la mano con contratos y puestos, para eso es la mermelada, eso me enseñó Juan Manuel Santos.

Posdata: Me duele muchísimo lo que está pasando con la curul del concejal corroncho e iletrado, Alex Flórez

DEBEMOS SEGUIR EN LAS CALLES

Por Daniel Quintero Calle

La semana anterior marcó un punto de inflexión, no solo la fuerza paramilitar y religiosa -Dios y Patria- de la Policía Nacional de Colombia asesinó a sangre fría al abogado Javier Ordóñez, sino que generó la indignación de todo un país.

La gente se reveló en las calles, el inepto de Duque quw con su papá preso no podrá hacer nada; llegó la hora de meter presión en las calles para tumbar este régimen criminal.

Bogotá se incendió y la respuesta de UriDuque fue matar a más jóvenes, el ansia criminal de ellos no tiene límites, razón por la cual en Medellín seguiremos en pie de lucha.

Medellín a pesar de su clara costumbre paramilitar, está despertando del letargo, así lo demuestra la destrucción bienes públicos en Ayacucho y por supuesto los daños al tranvía oligarca….

Llegó el momento que las nuevas ciudadanías libres y progresistas de este país le digamos basta a estos políticos tradicionales y sus empresarios de cabecera. Llegó el momento del cambio para Colombia.

Adenda: Mucho dolor por la pérdida de investidura de mi concejal-mayordomo Álex Flórez. ¡No pasarán!

LUPE Y EL MOCHO

Daniel Quintero Calle

Muchos en Medellín se preguntan por qué la férrea defensa del exvicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, más conocido como alias ‘El Mocho’, pues resulta que sus columnas en el periódico El Tiempo de Bogotá no son gratuitas.

El Mocho es uno de mis mentores y mi apoyó en mi aspiración, sus columnas en El Tiempo son contraprestación por nombrarle a su alfil, el cachón Pablo Felipe Robledo en la Junta Directiva de EPM. Robledo quien está dolido porque Duque lo sacó de la SIC donde tenía un sofisticado cártel de extorsión, está muy feliz con la designación y presto a recibir mis órdenes y por supuesto las de ‘El Mocho’.

Luis Pérez Gutiérrez, más conocida como ‘La Lupe’ es el verdadero mentor, el poder detrás del poder, quien siempre confió en mí, y utilizó la gobernación de Antioquia para apoyarme y conseguirme votos. También es cercano al matarife Álvaro Uribe, del cual quiere ser candidato a la presidencia.

Lupe, no dá la cara, pero es en realidad quien manda, detrás del clóset me da órdenes y emprendió una verdadera cacería de brujas contra la oficina del GEA o Sindicato Antioqueño, pues fueron ellos que se le atravesaron a sus dos fallidas elecciones a la alcaldía de Medellín.

Hoy, ambos – Lupe y el Mocho- son los que me apoyan y logran que las encuestas muestren una favorabilidad mayor de la que tengo, ellos son mi soporte y bastión; además son mis socios de negocios, pues nuestro principal objetivo es quebrar a la oficina del GEA y crear un nuevo grupo Nule, pero en Medellín.

EL ESTADO SOY YO

Por Daniel Quintero Calle

Estos días han sido difíciles para mí, para mi administración, para Medellín y contrario a lo que piensa la gente, no soy terco, soy un hombre de convicciones volubles que se puede dejar llevar por las circunstancias.

Como lo expliqué anteriormente, lo de EPM obedece una fuerte disputa con la oficia del GEA que cree que es dueña de Medellín y que yo sería su títere, pues no, se equivocaron, yo soy el que mando en Medellín y así lo estoy demostrando.

El uribismo, liderado por Alfredito “el perdedor” Ramos ha entrado en una oposición cerrera y mezquina, que por fortuna ha contado con pocos apoyos, lo cual demuestra que están de capa caída.

Ahora la crítica son unos supuestos seguimientos y perfilamientos a mis contradictores y pues mi respuesta es que sí, sí, yo ordené hacer seguimiento y perfilar a esa gente, porque en mi ciudad el que mando soy yo, el estado soy yo, gústele a quien le guste y duélale a quien le duela.

Medellín me cuida, los seguimientos y perfilamientos con recursos públicos es parte de una estrategia para poder identificar a los detractores de mi mandato y así contrarrestar a los revoltosos que insisten en la inútil e ilusa revocatoria del mandato.

Mientras yo sea el alcalde de Medellín, las cosas se harán a mi modo, como quiera y cuando quiera, y los seguimientos y perfilamientos seguirán. Están notificados.

Puede ver más contenidos de Daniel Quintero ingresando aquí.

ASÍ ENGAÑÉ AL GEA

Por Daniel Quintero Calle

Muchos se preguntan en Medellín, cómo y por qué le gané la elección al delfín Alfredito Ramos, la respuesta es muy sencilla, el apoyo del sindicato Antioqueño o GEA fue fundamental, pues ellos financiaron mi campaña por debajo de cuerda.

Ellos hicieron creer durante toda la campaña jamás me financiarían por supuestamente ser cuota de Gustavo Petro, fingieron apoyar a Ramos y Juan David Valderrama, cuando en realidad Bobonini siempre hablaba conmigo.

El GEA me entregó 13 mil millones de pesos, léase bien, de los cuales utilicé 5 mil millones para negociar 140 mil votos con la oficina de Envigado, la negociación la hizo mi hermano, como contraprestación yo le entregaba al GEA o Sindicato Antioqueño la joya de la corona: EPM.

Al comienzo nombré a varios del GEA en el grupo de empalme y nombré varios de sus alfiles en la Junta Directiva de EPM, con eso les di la sensación de que tendrían el control de EPM. Así los llevé 8 meses, aburriéndolos, ninguneándolos y poniéndoles obstáculos.

Ayer me renunciaron 8 miembros de la junta directiva de EPM, la cual acepté gustoso, porque me da la posibilidad de manejar EPM a mis anchas con mis amigos y financiadores políticos, y como si fuese poco también me renunciaron en Ruta N, lo cual me da la libertad de acabar con el proyecto de ciudad construido durante décadas.

Puede ver más contenidos de Daniel Quintero ingresando aquí.