Daniel Mendoza Leal

SOMOS LA COLOMBIA HUMANA – DANIEL MENDOZA LEAL

Después del éxito que obtuvimos con Matarife, serie de financiada por algunos amigos cansados de la impunidad del rey del Ubérrimo, hemos dado un salto en otra dirección.

Con Matarife demostramos una cosa, que Álvaro Uribe Vélez era derrotable, y lo lograremos en el año 2022, para eso tenemos que forjar una gran coalición, una convergencia en torno a causas comunes.

Es una obligación crecer en este sociedad, crecer con responsabilidad, con moralidad, ética y compartir, por esa razón he tomado la difícil decisión de aspirar al Senado de la República, que creo que es la única manera de cambiar todo el sistema.

Mi plataforma política se basó en el éxito de Matarife y la ayuda de unos poderosos amigos que me respaldan y me financian; debido a esto seré candidato al senado en 2022 por la Colombia Humana, para apoyar a un hombre de los cojones de Gustavo Petro.

En el 2022 tenemos un compromiso con Colombia, del proyecto en común que planteamos está la solución para acabar este narco-régimen que durante años escrutó el paramilitar Álvaro Uribe Vélez en este país del sagrado corazón.

Llegó el momento del cambio señores y señoras, así que en 2022 hay que votar por la Colombia Humana. Gustavo Petro a la Presidencia y Daniel Mendoza Leal al Senado, esa es la fórmula para la salvación de este país.

MI MENTOR

Por Daniel Mendoza Leal

Hablar de Eduardo Montealegre Lynett, es hablar de una eminencia, de un experto en derecho, en derecho penal que durante años con sus conocimientos ha formado los mejores profesionales del país.

Él es mi mentor y mi inspiración, no solo por enfrentarse con el Matarife, luego de que en su gobierno le recibió multimillonarios contratos, sino que además lo admiro por llevarse a su moza a la Fiscalía.

Es de público conocimiento que Natalia Springer era mujer de mi mentor Montealegre, y que por abrir las piernas este le pagó con millonarios contratos cuyo objeto era inservible, ella se inventó una metodología para algo del conflicto armado que no servía para nada.

Mi mentor, Eduardo Montealegre fue el cerebro del cartel de la toga junto a Leónidas Bustos, Francisco Ricaurte, Gustavo Malo, Ruth Marina Díaz, Camilo Tarquino y el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno. El fiscal Moreno extraditado a los Estados Unidos por corrupción, confesó que Montealegre le dio un millonario contrato en la Fiscalía para de ahí pagar los gastos de la oficina particular de Francisco Ricaurte.

Mi mentor Montealegre creó una Universidad en la cual se gastó más de 30 millones, se peleó con las directivas porque no nombraron a la agente que él quería y además le tocó cerrar y no graduó a ningún estudiante. Todo un mentor. También creó unas embajadas fiscales que solo eran burocracia y no eran nada funcionales.

Y cómo si fuera poco recibió corruptos dineros de Palacino, al cual nunca investigó e hizo todo lo posible para no tocarlo. Los dineros de salud lo enriquecieron y el garantizó su impunidad.

Ese señor es mi mentor, con todas sus virtudes y pocos defectos.

Puede ver más contenidos de Daniel Mendoza Leal ingresando aquí.

Sobre Matarife

Por Daniel Mendoza Leal

Me estreno como columnista de ‘Los Danieles’, gracias a la invitación de los señores Daniel Coronell y Daniel Samper, y que mejor tema que hablando sobre la serie ‘Matarife’, es en realidad es una biografía no autorizada del innombrable.

El abogado de la vicepresidenta Martuchis, Víctor Mosquera en su cuenta de Twitter me ataca diciendo que soy un cobarde por negar la autoría de ‘Matarife’, se equivoca el abogado de Mancuchis?, pues ese término no es mío, me lo copié, como casi todo lo de la serie.

De ‘Matarife’ nada o casi nada es original y quiero revelarles una infidencia, no me tomé el tiempo de contrastar para nada la información, tengo clarísimo que el innombrable es un criminal de lesa humanidad que ha gozado de una rampante y vergonzosa impunidad, pero que está en el ocaso de su carrera delincuencial.

Mi intención con ‘Matarife’, jamás fue contrastar ni buscar la verdad, pues la verdad es clara, que el innombrable a través de sus poderosos abogados ha salido adelante de todas las causas criminales que enfrenta. ¡Qué rigurosidad, ni qué nada!, No estaba por perder mi tiempo, mi idea y la de mi socio Gonzalo Guillén siempre fue y será destruir a Álvaro Uribe Vélez y su secta criminal llamada ‘uribismo’, que en realidad es una enfermedad mental.