Daniel Coronell

Alumna Paola Ochoa 2 – Daniel Coronell

No sorprende las columnas de Paola Ochoa donde elogia al periodista Daniel Coronell, quien pasó de ser un reconocido periodista a bloguero de un portal llamado ‘Los Danieles’.

Coronell quien está muy lejos de ser esa persona que Paolita Ochoa admira, en la década de los 80 cuando era un simple reportero del noticiero nacional era conocido por la forma grosera como trataba a su madre, a quien la dejaba esperando horas y horas en la recepción del noticiero.

Se avergonzaba de su padre, Álvaro Coronel Mancipe, un cantante llanero fracasado, y por esa razón se cambió el apellido, poniéndole una L demás, para demostrar un origen judíos-ygoslavo inexistente.

Avanzó rápido en el mundo del periodismo sobando chaqueta, intrigando y consiguiendo favores de narcotraficantes, pero su entrada en las grandes ligas se dio cuando se unió al kínder de Gaviria, una serie de personajes que mandó durante el gobierno del expresidente César Gaviria Trujillo.

El kínder de Gaviria se destacó por estar conformado por homosexuales de clóset, del cual hace parte Coronell y lo cual le permitió ganarse una licitación para montar el noticiero NTC.

NTC lo fundó con los dineros del narcotraficante Justo Pastor Perafán, muy reconocido en esa época por ser dueño del Hotel Chinauta Resort, en el cual el kínder de Gaviria tenía varias suites para sus perversiones.

Luego en NTC, Coronell se volvió socio de César Villegas ‘El Bandi’, en esa época máximo accionista de Santafé y quien por esa época era el hombre de confianza para lavado de activos del Cártel de Cali, todo esto conocido por Coronell.

No puedo defender más a Monsalve – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

Durante meses me dejé llevar por mi odio y sesgo por la figura del expresidente Álvaro Uribe, tanto así que omití informar datos relevantes sobre su proceso judicial ante la Corte Suprema de Justicia.

Fue tanto mi afán por hundir a Uribe que obvié lo que había detrás del testigo estrella Juan Guillermo Monsalve; luego de la cruda y devastadora revelación que hizo la periodista Vicky Dávila en la portada de Semana, no queda otra que reconocer mi error.

A estas alturas donde está probado que Monsalve manejaba negocios ilícitos desde las cárcel con complicidad de los magistrados José Luis Barceló y César Reyes, quienes tenían pleno conocimiento y bajo la Orquesta de Iván Cepeda Castro.

Es claro que Iván Cepeda a través de la Fundación de su amigo Franklin Castañeda dio grandes sumas de dinero a la familia de Juan Guillermo Monsalve, ayuda disfrazada de humanitaria, pues con la riqueza probada es claro que Monsalve no necesitabas esas ayudas, a las cuales provenían de la donación del salario del senador.

Es claro que Tavo Molina es el Monsalve y está claro que perderá sus bienes en razón a las acciones judiciales emprendidas.

Muy difícil que el senador Iván Cepeda logre aclarar de manera satisfactoria sus actuaciones dentro este proceso.

El error de Santos – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

El expresidente Juan Manuel Santos, quien supuestamente se retiró de la política sigue moviéndose trasbambalinas para lograr que el partido Liberal apoye a Gustavo Petro en las elecciones de 2022.

Uno pensaría que Santos apoyaría a Sergio Fajardo, quien es más cercano y está relacionado sentimentalmente con su canciller María Ángela Holguín, pero no, la estrategia del expresidente apunta por otro camino.

Petro es un hombre que polariza, miente sin rubor, fue un pésimo alcalde de Bogotá, su única política es la justificación de sus errores, es un resentido social por naturaleza y lo único que haría en la presidencia es acabar el país.

Es un error tratar de llevar al partido Liberal a las toldas de Petro, pues es claro que este perderá las elecciones, pues el único candidato que de verdad tiene opciones de ganar y así lo avalan las encuestas es el candidato Sergio Fajardo.

Sorprende que un jugador tan experto como el expresidente Santos esté haciendo una tan arriesgada y poco inteligente a la hora de mover el tablero político.

Amanecerá y veremos.

El regalo doble – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

El periodista Daniel Coronell Castañeda se ha destacado a lo largo de las últimas dos décadas por hacer un periodismo que raya con el activismo y militancia política.

Coronell quien fue despedido de la revista Semana vía WhatsApp, en el último año se convirtió en bloguero y mantiene un medio de comunicación llamado ‘Los Danieles’.

En ese portal se ha dedicado sin éxito a atacar al expresidente Álvaro Uribe, su familia y al Gobierno del presidente Iván Duque. La última crítica fue por la decisión de crear un noticiero informativo público en RTVC al mando de su mejor amigo, Álvaro García.

Daniel Coronell quien ingresó a la política asesorando la campaña presidencial de César Gaviria y se convirtió en uno de los jóvenes que perteneció al kínder de Gaviria.

Su trabajo en la campaña de César Gaviria se vio recompensada, pues ese gobierno le dio en concesión un espacio de televisión en el canal UNO, de origen público. Allí Coronell montó su productora NTC que produjo varios programas como Noticias UNO cuyo piloto fue realizado con los equipos de Imagen & Sonido, del narcotraficante Justo Pastor Perafán.

En el gobierno de Juan Manuel Santos como pago a su silencio cómplice y a los ataques a Uribe, ese gobierno le amplió la concesión por 48 meses sin licitación pública como dictaba la norma.

Ahora en su portal se atreve a criticar la decisión de RTVC cuando durante décadas sirvió de noticiero oficial con camuflaje de independiente.

Uy Querí, te entraron 10 mil millones de Odebrecht y no los viste – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

El exsenador Otto Bula, como testigo de la Fiscalía, prendió el ventilador en el escándalo de corrupción de Odebrecht. Salpicó a la campaña del expresidente Juan Manuel Santos con presuntos ingresos de ‘dineros calientes’ de la multinacional brasileña, incluso señaló Bula que era el encargado de la logística de las reuniones clandestinas entre funcionarios del Gobierno y los exdirectivos brasileños.

¿Para cuáles campañas? “Congreso y para las presidenciales enfocadas al presidente Juan Manuel Santos”, aseguró Bula, exsenador detenido y testigo de la Fiscalía, sobre la financiación y la plata caliente de Odebrecht que supuestamente entregaba a campañas políticas.

Bula, según lo acreditó la Fiscalía, era el cerebro de las reuniones clandestinas entre los directivos brasileños de Odebrecht y funcionarios del gobierno Santos para presuntamente cuadrar la entrega de plata para la adjudicación de proyectos.

¿En qué se gasta el dinero que ha referido? “En campañas. Yo le dije del anticipo de los 2.000 millones, le dan 800 millones de pesos al señor Luis Miguel pico que en ese entonces hacía parte de la campaña del presidente Santos”.

Pero ¿por qué Odebrecht adelantó esa cantidad de dinero a Bula? La razón es sencilla, la seguridad que las labores realizadas con varios congresistas y con el Gobierno para firmar una adición en la vía Ocaña-Gamarra, tramo clave en la Ruta del Sol y en lo cual tenía interés la multinacional.

“Odebrecht no regalaba plata. Era una empresa de negocios que sabía manejar bien las coimas. La relación estrecha de Martorelli con Cecilia Álvarez que también seguramente se lo dijo”, agregó.

Acá aparece una nueva ficha del rompecabezas: la exministra Cecilia Álvarez y su pareja la también exministra Gina Parody.

“Iban a comprar o habían comprado un terreno de una finca, la Sociedad Portuaria de Cartagena, la cual la ministra de Transporte Cecilia Álvarez tuvo puesto en la junta y adicional, uno de los dueños es su pareja la señora Gina Parody”.

El testigo relata crudamente como, al parecer, se habría cambiado una obra diseñada para la comunidad en favor presuntamente de las exministras del gobierno Santos.

“Lo que estaba buscando no era un beneficio para la Nación, era un beneficio particular para ella, para esa empresa y para esos beneficios en particular (…) por eso no hacen las vías que eran prioritarias de la Ruta del Sol II la cambian, la suben a la ANI y la gestionan para que se hiciera la vía Ocaña-Gamarra”.

Finalmente, el testigo asegura que los exdirectivos de Odebrecht mintieron ante la justicia colombiana y dice que la cifra de sobornos en el país sería superior.

El exsenador dijo que allí hubo intereses personales. En el seguimiento exhaustivo que hice a este caso y conocí las denuncias de los habitantes.

Con nombres propios y señalamientos directos, el Bula recordó un episodio que salpica a las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody en este entramado de corrupción.

Un episodio en el que se hicieron importantes revelaciones. Una de ellas en junio de 2017, cuando se demostró cómo en el polémico otrosí la vía Ocaña-Gamarra, el consorcio Ruta del Sol II construyó una carretera en la finca Andalucía, un predio privado.

Fueron los mismos habitantes de la zona quienes aseguraron que el tramo solo favorecía a los propietarios del predio, es decir, a la Sociedad Cartagena II, del que hacían parte 23 accionistas entre ellos la Sociedad Portuaria de Cartagena en cuyo registro de inscripción figuraban Manuel y Luis Carlos Parody.

Siendo ministras, Cecilia Álvarez y Gina Parody participaron en el Conpes de 2014 que dio vía libre a la polémica obra adicionada.

Ese Conpes autorizó los 900.000 millones de pesos adicionales para la ruta Ocaña-Gamarra, que es transversal al trazado de la Ruta del Sol II. Allí firmaron las dos ministras.

Como jefe de la cartera de Transporte Cecilia Álvarez a través de una resolución de 2014 autorizó la construcción de dos peajes en esta vía y las tarifas de los mismos. Tanto la Procuraduría como la Fiscalía adelantan investigaciones sobre este caso.

La carta de alias ‘Danielito’ – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

Las autoridades judiciales de Colombia descubrieron una carta, que sería el último relato con vida que tuvo el Daniel Alberto Mejía, alias ‘Danielito’, quien era el jefe de la temida oficina de cobros, llamada la ‘Oficina de Envigado’.

Alias ‘Danielito’, quien fue miembro del bloque Héroes de Granada, que estaba al mando de alias ‘Don Berna’ o ‘Adolfo Paz’, exparamilitar actualmente purgando una pena de prisión en una cárcel estadounidense por delitos de narcotráfico.

La carta que las autoridades encontraron, ‘Danielito’, revela que fue él que metió a ‘Don Berna’ al mundo de las AUC, además de que el hermano de este alias ‘Semilla’ fue el que mató a Pablo Escobar y que las autodefensas apoyaron a Sergio Fajardo en su aspiración a la Alcaldía de Medellín en el año 2003.

En uno de los apartes ‘Danielito’ dice lo siguiente “(…) Berna, me respalda siempre, porque después de que el salió del EPL, yo fui el que lo enganché en este mundo y él es agradecido (…)”

Este explica porque mientras ‘Don Berna’ negociaba con el gobierno de entonces un supuesto proceso de paz, puso a ‘Danielito’ como jefe máximo de la oficina de Envigado.

En otros a partes de la carta ‘Danielito’ cuenta como el asesinato de Pablo Escobar. “(…) la verdad es que quien mató a Pablo Escobar, fue Semilla, el hermano de Berna, y no es como cuenta que le metió el último disparó, no Semilla mató a Pablo a martillazos (…)”

En otro fragmento de la carta revela como los paras desde Ralito pactaron y ayudaron a Fajardo “(…) a Sergio Fajardo lo ayudamos para que ganara la alcaldía, le pusimos votos porque intimidamos a la gente, financiamos en algo, aunque fue poquito y también le pusimos los buses, de eso se encargó Hugo Albeiro (…)”

‘Danielito’ revela otras cosas más en su carta, menciona a políticos de Antioquia y a militares que lo ayudaron durante su trayectoria en las AUC. Se presume que asesinado en noviembre del año 2006 por orden de alias ‘Rogelio’ y ‘Don Berna’ luego de que ordenó el homicidio de Gustavo Upegui, el dueño del Envigado Fútbol Club. Lo último que quedó de ‘Danielito’ fue este revelador documento.

La toma del Capitolio y el Palacio de Justicia – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

La toma del Capitolio, epicentro de la democracia en Washington por parte de los seguidores del presidente Donald Trump, quien hasta hace poco se negaba a reconocer la victoria del presidente electo Joe Biden, significó un punto de quiebre para esta Nación.

Es claro que estos hechos bochornosos fueron alentados por Trump y sus familiares y demuestra su espíritu dictatorial, narcisista, ególatra, autócrata y megalómano, lo cual no es nuevo, pero cruzó un límite del cual no hay punto de retorno. Trump convirtió a los Estados Unidos en una República bananera.

Mientras tanto en Colombia, últimamente he sido víctima de críticas y matoneo por parte de los seguidores del senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro, un ser que comparte muchísimas similitudes con Trump así lo niegue.

Petro es experto en hacer uso de la mentira para sacar réditos a su conveniencia, votó la elección de Ordóñez como Procurador por puestos y después cuando este lo destituyó, intentó socavar la democracia a punta de balcón.

Conocido en el mundo del hampa con los alias de comandante Aureliano o comandante Andrés, Petro desde prisión, como uno de los máximos jefes del M-19, lideró la toma del Palacio de Justicia, acto de barbarie donde arrancaron asesinado a los vigilantes del edificio. Petro insiste en que estaban en prisión, pero la verdad es que el grupo terrorista donde él era cabecilla lideró la toma del máximo órgano de justicia por órdenes del narcotraficante Pablo Escobar, tal como lo probó la Comisión de la Verdad.

Los puntos en común entre Gustavo Petro y el saliente presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, son evidentes, pues ambos usan a sus seguidores para el matoneo, su principal arma política es la mentira y la desinformación, además de que desprecian la democracia como sistema político.

Mi wikipifiada – Daniel Coronell

(Esta columna se publicó hace un año, cuando usé unos cables desclasificados para atacar a Petro y fue censurada. Hoy, dado que insisto en calumniar a Petro, la retomamos). Gracias por leernos.

He dedicado tres días enteros a hablar de Petro, quien –en ese entonces- lanza su columna “Petroleaks”, y sé que su sello vende, tanto así que hizo campaña de expectativa. El nombre con que la bautiza provocó curiosidad, más aún cuando se reveló (comprobó) la estrecha relación Uribe-Fajardo.

Y nuevamente, al igual que en mis trinos, antepongo mi opinión a los hechos plasmados en los cables liberados por Assange tras su detención. ¿Otra “pifiada” igual o peor que mi cascada de tweets? ¿Qué tan triste puede ser ver a un periodista de mi talla, recurrir a la victimización ante la avalancha de argumentos de los progresistas y del propio líder, Gustavo Petro?: Mucho.

Pero no fui inmune a esa vieja práctica de quienes ven perdido el debate. He explotado en agresividad, nivelo a “Petristas” (progresistas) con Uribistas, desdeñando cualquier atisbo de la lógica en la argumentación, cátedra básica del periodismo y otras profesiones.

Igualar a Uribistas y Petristas, es un exabrupto de ese tamaño y en una persona culta como yo, encierra la mala intención de igualar a Uribe con Petro; y me sirve como alimento de la matriz mediática del establecimiento de que existen dos extremos: “Divide y vencerás”, es la consigna.

Y no solo equivale a verter sobre mi público una montaña de falacias de composición, de equivalencia errónea, de grupo, falacia genética, de generalización apresurada, incluso, de falacias ad hominem, entre otras, envueltas en un reduccionismo desconcertante para quienes han seguido mis investigaciones, sino que significa pasar por alto la muestra histórica y el más elemental análisis político. Veamos:

¿Petro tiene 300 investigaciones congeladas? ¿Sus hijos se enriquecieron obscenamente durante su mandato? ¿Petro está involucrado en el genocidio de diez mil jóvenes («falsos positivos»)? ¿A Petro se le ha comprobado un sólo caso de corrupción por minúsculo que sea? ¿Petro o su familia está en los “Panamá Papers” y demás paraísos fiscales? ¿Petro cambió la Constitución (sobornando congresistas) para reelegirse? ¿Petro está acusado de masacres? ¿Petro firmó licencias de vuelo a capos como Escobar, Lehder o el clan Ochoa? ¿Petro se eligió con apoyo de grupos paramilitares y/o con fraude en la Registraduría? ¿Petro amenaza o llama violadores de niños (Uribe a Daniel Samper) o extraditables (Uribe a Coronell) a los periodistas? ¿A Petro la Corte lo tiene investigado por fabricar testigos falsos? ¿A Petro lo acusan de asesinar a los testigos en su contra? ¿A quién no lo dejaron gobernar los corruptos, incluso lo destituyeron con trampa como se comprobó? ¿En qué gobierno fue que chuzaron a periodistas, investigadores y opositores políticos para asociarlos con la guerrilla y generar su descrédito público y su judicialización? ¿Quién es el creador de la ley 100? ¿En qué gobierno se les quitó a los trabajadores sus derechos como las horas extras, se subió la edad pensional, se eliminaron las mesadas, Etc? ¿Quién puso los contratos a 3 meses sin derechos laborales bajo una modalidad de esclavitud moderna? ¿Quién atenta contra el Acuerdo de Paz que ha salvado millones de vidas? ¿Quién nombra ministros corruptos a sabiendas de serlos? ¿Quién está asociado con la creación del narco-paramilitarismo y su expansión a nivel nacional, y quién lo destapó en debate en el Congreso? ¿Quién ha auspiciado los más grandes casos de corrupción de la historia de Colombia, y quién es el que los ha denunciado a riesgo de su propia vida y la de su familia (exiliada)? ¿Un progresista amenaza de muerte, como lo hacen muchos uribistas?

Pero centrémonos en mi columna: Se confirma (según wikicables) que Petro ha estado siempre contra las Farc (y no solo ahora como “una estrategia política”, como afirmaron muchos), al ser quien inició esas denuncias (Farc-Política), siendo —paradójicamente— investigado y condenado un uribista: Un político del Caquetá, el Sr Luis Fernando Almario.

En mi columna también nombré a Sergio Fajardo, sugiriendo que no es “Caballo de Troya de Uribe”. Si Fajardo es uribista, Petro sería un chivato, ‘sapo’ para que nos entendamos. Eso porque Petro creyó que en su partido había gente con nexos con las Farc.

Así saquearon la Supersalud en la época de Santos – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

En el gobierno de mi socio y amigo, Juan Manuel Santos, quien me entregó a dedo el canal público Canal UNO y donde me enriquecí, también ocurrieron cosas que no denuncié por miedo a las represalias o las consecuencias para mis negocios en Colombia.

Los superintendentes de salud de la época de Santos, todos terminaron con investigaciones, sanciones o condenas, ya sea por negligencia grave o corrupción. Algunos de ellos tienes graves sanciones, como Conrado Gómez o Gustavo Morales.

Gómez y Morales fueron sancionados por la Contraloría General de la República por un detrimento patrimonial del orden de los 91 mil millones de pesos por la corrupción en SaludCoop, EPS a la cual Santos intervino para dársela a sus amigos con fines netamente corruptos.

Los superintendentes de Salud, Conrado Gómez y Gustavo Morales Cobo, fueron sancionados a pagar 9.900 millones y 21.590 millones respectivamente por pagos irregulares a abogados.

Gustavo Morales también fue sancionado por la Procuraduría de Fernando Carrillo, quien lo suspendió por 9 meses por abuso en sus funciones.

El otro superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, también fue sancionado por la Procuraduría General de la Nación, quien lo suspendió por 8 meses y luego de esta determinación éste decidió renunciar.

Esto sin contar las pilatunas que hicieron en SaludCoop los interventores nombrados en ese gobierno como Wilson Sánchez, Mauricio Castro y Guillermo Grosso, este último fue capturado por corrupción en SaludCoop y Cafésalud.

La Superintendente Delegada para la Supervisión Institucional, Eva Carrascal, fue capturada y condenada por recibir un apartamento como pago a cambio de favores en la Supersalud.

La Superintendencia de Salud se convirtió en una cloaca de corrupción en los dos gobiernos de Juan Manuel Santos, en los cuales solo nombraron a amigos sin experiencia que resultaron siendo unos esquilmadores de lo público.

Mi fracaso – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

Juntos con unos inversionistas decidimos aprovechar nuestra cercanía con el gobierno de Juan Manuel Santos, al que nunca le investigué el escándalo de Odebrecht, para quedarnos con la concesión del canal UNO.

Santos, gracias a la cercanía con el Kínder de César Gaviria, al que pertenecí, nos dieron el canal UNO a unos gringos, Yamid Amat y a mí por 10 años. El canal inició muy bien, compitiendo de tú a tú con los canales RCN y Caracol.

La verdad es que la salida de Noticias UNO del Canal UNO fue por varias razones, entre ellas el bajo rating que tenía, por lo cual Jim Mcnamara me sacó a empujones. Pero hay algo más.

El programa más exitoso del canal era ‘Guerreros de Colombia’, un programa mezcla entre variedades y reality, en el cual participan varios concursantes.

Un exarquero de la selección Colombia, Juan Villate, quien como participante llegó a la final del concurso, en la prueba final, la cual consistía en subir una pared de aproximadamente 20 metros, pero no tenía arnés de protección. En resumen, Villate se cayó, quedó inválido por lo cual demandó al canal UNO, lo cual derivó en el fracaso, mi fracaso.