Daniel Mendoza Leal

LA VERDAD SOBRE MI AMIGO EL HACKER CARLOS ESCOBAR – DANIEL MENDOZA LEAL

En las últimas horas a través de las redes sociales, específicamente de Twitter, Gonzalo Guillén y yo revelamos que Carlos Escobar, más conocido como el hacker, era quien estaba detrás de un perfil difamatorio contra La Nueva Prensa.

Guillén fue mucho más duro, e incluso afirmó que Escobar era un hacker a sueldo del empresario y asesor de Palacio, Luis Guillermo Echeverri, la verdad sea dicha, y la bodega uribista de la que hablamos fue una mentira que caló y lo único que intentaba era estigmatizar a activistas digitales afines al uribismo.

Conozco a Escobar, sé de sus alcances y no creo que esté detrás de la página difamatoria contra La Nueva Prensa, en realidad todo obedece a un arranque paranoico de mi socio Gonzalo Guillén, quien desde hace días anda un poco malhumorado por la falta de primicias y exclusivas.

Luego de la revelación de la tarde del día de ayer, nuestro jefe, Daniel Coronel nos llamó y nos exigió que en el artículo que vamos a sacar contra Escobar, escribiéramos que él fue condenado en los Estados Unidos por el delito de fraude con tarjetas de créditos, cuando en realidad está probado, según el documento de la justicia de los EE.UU., que Escobar fue condenado por el delito de Conspiración para cometer un delito o defraudar Estados Unidos.

El odio visceral de Coronel contra Carlos Escobar y la paranoia de Guillén con cualquiera que no piense como él es tal, que ve fantasmas donde no los hay. Conozco a Carlos Escobar, y sé que es un buen tipo así sirva a las causas del uribismo.

EL PACTO DE ANAPOIMA – DANIEL MENDOZA LEAL

Hace aproximadamente un año en Anapoima, Cundinamarca, tuvo un lugar un cónclave en la finca/hacienda de Alejandro Santos Rubino, exdirector de la Revista Semana. En esa reunión participaron Jorge Alfredo Vargas, Daniel Samper Ospina, Alejandro Santos y Vanessa de la Torre.

Allá en Anapoima, estos periodistas y con la bendición de Juan Roberto Vargas, director de Noticias Caracol, decidieron que usarían sus medios de comunicación y todos los recursos posibles para acabar al gobierno de Iván Duque, a Álvaro Uribe, el Centro Democrático y el uribismo en general.

La estrategia consiste en exacerbar a la población colombiana con titulares incendiarios, sobrexposición de la noticia y la invitación a análisis políticos de personas claramente de izquierda o cercanos a la izquierda.

La estrategia iba viento en pompa hasta se hizo evidente para las directivas de Caracol. Vanessa de la Torre se despidió de Noticias Caracol y adujo fue una salida amistosa, y pasó rápidamente a Caracol Radio del Grupo Prisa. A Vanessa de la Torre la echaron, lo demás es pantomima para ocultar este hecho. Alejandro Santodomingo, quien es el mandamás decidió que sus actuaciones ponían en riesgo los intereses económicos del grupo Válorem.

Esta información la sé, porque un amigo estaba en la finca de la vicepresidente, Marta Lucía Ramírez que queda al frente de la de Santos Rubino. Discrepo de Álvaro Uribe Vélez y sus ideas, pero la pelea que he dado ha sido de frente, y no como de la Torre y su combo, por la espalda y a escondidas. Por esa razón y considerando que contra Uribe no hay pruebas, me retiré de “Matarife” y todo lo que ello implica.

MATARIFE ME ROBÓ LAS REDES – DANIEL MENDOZA LEAL

Hace algunos días venía teniendo problemas con el CM que manejaba la cuenta de Matarife en las diferentes redes sociales, mi sorpress fue mayúscula cuando me enteré que la serie no iba más.

La publicación en la cuenta de Twitter @matarifeco anunciando que solo saldría la primera temporada y que el resto de capítulos imaginarios que anuncié para darme aires de importancia y suficiencia.

En esa publicación quedó claro Matarife solo tendrá una temporada, además que mi reacción en Twitter es un show, pues aunque acusé al uribismo de pagar al CM para armar toda esta estratagema para así victimizarme.

La verdad es que yo me auto robé la cuenta de Matarife para así lograr la atención que había perdido, pues aunque el primer capítulo de la serie tuvo relativo éxito, el resto no lo vio absolutamente y por eso hago lo posible por mantenerme vigente.

Adenda 1: Sigo escondido como la rata que soy en algún lugar del mundo.

Adenda 2: Estoy muy feliz por la orden de captura al criminal Gonzalo Guillén, ese siniestro sujeto fue el que metió este problema en que estoy.

MATARIFE MANDA

Por Daniel Mendoza Leal

Es increíble que este país, que se ufana de ser una respetable y madura democracia sea dirigida por un criminal desde su cómoda finca en el municipio de Montería en Córdoba. El expresidente Álvaro Uribe Vélez está semana rompió más su récord de infamia cuando ordenó desde su Twitter un toque de queda y sacar al ejército a las calles.

El matarife Uribe dio la orden al subpresidente Iván Duque para controlar la situación de orden público, luego de que algunos de sus súbitos, unos polochos inmundos, decidieron acabar a golpes la vida de un abogado –maltratador, por cierto-.

La gente se salió de casillas, Petro hizo que tenía que hacer, convocar a los radicales a destruir y quemar todo, fruto de eso se produjo la muerte de más una decena de persona, se destrozaron la mayoría de cai’s de Bogotá y también grandes movilizaciones en Medellín y Cali.

El fin de estos infames está cerca, por eso Uribe ya dio la orden de matar a todo el que proteste y de paso también de quitarles las facultades de orden público y seguridad a los alcaldes del país para ellos arrogárselas y así darle forma a su plan de gobernar vitaliciamente a Colombia.

El plan de ellos es volver a poner a Uribe presidente de este país, luego a alguno de sus hijos, después los hijos de Duque, y así su sucesivamente. Gustavo Petro es el único que puede parar esta dictadura que rige en nuestro país y que es gobernado desde el Ubérrimo, finca cuya extensión es más grande que Bogotá, imagínese el grave problema de la tierra en Colombia.